Decía un dirigente agrario hace unos años que la agricultura “es como una madre cuando se es pequeño, se nos olvida que está ahí, lo que hace, lo que representa… hasta que ya no está y entonces es cuando nos acordamos de ella”. Y al parecer el actual Gobierno y Podemos, que han cerrado un principio de acuerdo para los Presupuestos, siguen siendo ‘niños’ y se olvidan de la Agricultura, ya que en su acuerdo no hay ni una referencia, ni una medida concreta que afecte al sector agrario.

Obviamente, todas las medidas alcanzadas, que se centran especialmente en la vivienda, el aumento del salario mínimo, la recuperación de las ayudas de la ley de dependencia o la subida de algunos impuestos, afectarán al sector agrario de la misma forma que al resto de los ciudadanos, pero sobre la mesa, ni una parte ni otra, ha planteado algún cambio que pueda afectar exclusivamente a la Agricultura. Y no será que no hay problemas que se deberían afrontar.

Por ejemplo, en este acuerdo para los Presupuestos no ha habido ni una palabra sobre si España debe aportar o no más dinero a los Presupuestos europeos para impedir que se rebajen las cuentas de la PAC a partir de 2020 o la necesidad de tomar medidas concretas para frenar la caída de los precios y de la falta de rentabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas o un reforzamiento de la Ley de Competencia para evitar la venta a pérdidas o la alteración de los precios de manera artificial en detrimento de los productores.

Da la impresión de que en este país la izquierda sigue pensando que la agricultura es cosa de la derecha (aunque tampoco el PP se haya caracterizado especialmente en defenderla y apoyarla con medidas concretas) y se le sigue dando la espalda o, quizás mejor, se sigue olvidando de ella. Cabe esperar que no venga otra crisis económica para que los políticos se vuelvan a acordar que existe la Agricultura y que necesita medidas específicas de apoyo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here