El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha avanzado este jueves 12 que el Gobierno tiene la “intención” y ya trabaja con la Agencia Tributaria en un procedimiento para evitar que la prohibición de los aplazamientos de pago de deudas tributarias perjudique a autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes), incluyendo a las agrícolas.

Esta flexibilización, que el ministro no ha detallado, afectará únicamente a las empresas y autónomos “que tienen una facturación de IVA más baja” porque “no era la intención” de la normativa perjudicarles, según ha indicado durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados.

El pasado mes de diciembre, el Gobierno aprobó un real decreto de medidas tributarias por el que se prohibía la posibilidad de aplazar cualquier deuda tributaria, con la excepción de aquellos impuestos repercutidos, como el IVA, de facturas no pagadas.

Esta medida ha sido rechazada especialmente por los autónomos, que piden su flexibilización porque esos aplazamientos son una de sus vías de financiación.

Para paliar esta situación, el Gobierno y la Agencia Tributaria trabajan en una fórmula que prevé poner en marcha “cuanto antes”, una fecha que Montoro no ha detallado pero que el sector reclama que sea como máximo el 30 de enero, cuando se liquida el IVA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here