El proyecto de real decreto elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para mejorar y adaptar el sistema de contratación del sector lácteo a la normativa vigente se encuentra ya sometido a información pública, un trámite que permanecerá abierto hasta el 14 de septiembre, después de que la CNMC ya hubiese indicado que, tal y como estaba planteado, era demasiado intrusivo.

Según la información aportada por el MAPA en su web, la nueva norma no sólo actualizará las condiciones de contratación en el sector lácteo sino que también hará lo mismo con el reconocimiento de las organizaciones de productores y de las organizaciones interprofesionales.

Para ello, es necesario cambiar más de cinco normas y, “dada la entidad de las modificaciones” y, “en aras de facilitar su comprensión”, se ha decidido derogar y sustituirlo por una única norma.

Forma, duración o transparencia, entre los aspectos que se quieren mejorar

En la exposición de motivos del texto, se indica que la “experiencia acumulada a lo largo de los cuatro años de aplicación del contrato obligatorio en el sector lácteo y dos más desde la última reforma del paquete lácteo, hacen necesario realizar ciertas modificaciones”.

Entre los objetivos, se expone la necesidad de mejorar la transparencia, entendiendo como tal la disponibilidad en tiempo real de información veraz y objetiva y acceso a la misma en igualdad de condiciones para compradores y vendedores de leche.

El nuevo real decreto dispone que todos los suministros de leche cruda que tengan lugar en España de un productor a un transformador serán objeto de contratos escritos, con una duración mínima de un año y la oferta contractual deberá presentarse al menos dos meses antes del inicio de las entregas.

En total, el texto propuesto por el MAPA se desarrolla en 36 artículos entre los que se incluyen los requisitos mínimos que debe cumplir una organización para constituirse en organización de productores o las condiciones específicas en las que se llevarán a cabo las negociaciones contractuales.

También se incluyen otros aspectos como definir las funciones de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac); la regulación de la oferta en los quesos y un último capítulo dedicado al control y el régimen sancionador.

Asimismo, se recogen varios anexos con la documentación y los datos mínimos requeridos para cumplimentar las distintas modalidades contractuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here