La investigadora titular del Ifapa y el técnico especialista de dicho organismo Josefina Sillero y Alejandro Castilla, respectivamente, han presentado en la sede de Asaja los resultados de los ensayos sobre nuevas variedades de trigos duros y blandos y variedades de leguminosas en la campaña 2015-2016, además de la incidencia del mosquito del trigo en la producción de este cereal.

Con estos análisis, el instituto andaluz ponía sobre la mesa una informaión necesaria para obtener una buena orientación a la hora de tomar decisiones oportunas y adecuadas sobre la variedad de trigo a cultivar.

Los cultivos del trigo duro y el blando esta campaña no han llegado a umbrales positivos esta campaña

En cuanto al trigo duro, explicaron que los factores que han limitado el cultivo han sido “la escasez de lluvias en el invierno y principios de la primavera, además de la plaga del mosquito del trigo”. Por último, las lluvias del mes de mayo provocaron una bajada de calidad de los trigos debido principalmente a la pregerminación de los mismos. Los precios del mercado han sido bastante inferiores a los de la campaña pasada y en conjunto, la rentabilidad del cultivo, en muchos casos, no ha llegado a umbrales positivos.

IFAPA 2En relación al trigo blando, también han afectado esos mismos factores, además de la incidencia de Roya amarilla (Pucinia striformis f. sp. tritici Eriks). Por último, la baja calidad de los trigos debido principalmente a la pre-germinación de los mimos, “ha provocado una caída de los precios”.

De esta forma, durante el encuentro, patrocinado por Limagrain Ibérica, se ofreció una rápida visión del documento, que permitió a los aproximadamente 150 agricultores que asistieron, obtener una buena orientación a la hora de tomar decisiones oportunas y adecuadas sobre la variedad de trigo a cultivar, en función del tipo de terreno, clima y las características de la explotación agrícola.

En Andalucía, los cultivos herbáceos de secano ocupan más de 1.100.000 ha., siendo los principales cultivos el trigo (duro y blando) y el girasol, por lo que la rotación trigo-girasol es la alternativa prioritaria en las explotaciones agrarias de la campiña.

El Ifapa tiene como objetivos prioritarios la experimentación, desarrollo, transferencia de tecnología y mejora de la cualificación del sector primario en los principales cultivos extensivos de secano (cereales de invierno, leguminosas y oleaginosas) de Andalucía, para hacer frente a las exigencias actuales de demanda del mercado, competitividad y rentabilidad del medio rural, calidad y seguridad alimentarias, el fomento de sistemas de cultivo sostenibles y la reducción del impacto ambiental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here