El Ifapa, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía, ha realizado este jueves 27 en su centro Alameda del Obispo en Córdoba una cata de aceitunas de mesa procedentes de su Colección Mundial de Variedades de Olivo. El presidente de Ifapa, Jerónimo Pérez, ha sido el encargado de inaugurar unas jornadas en el marco de esta cata donde se ha puesto en valor esta colección que constituye un banco de germoplasma o colección viva en campo. En el acto de apertura han participado también el director del Instituto de la Grasa, Luis Carlos Sanz, y el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Córdoba, Francisco Zurera.

En su intervención, Jerónimo Pérez ha puesto en valor que esta colección es “de las más importantes del mundo” y ha hecho hincapié en que “la salvaguarda del patrimonio varietal acumulado durante siglos de cultivo es una tarea importante y el primer objetivo de las colecciones de variedades de olivo”. En este sentido, conservando más de 900 entradas procedentes de 26 países, la colección representa un punto de encuentro entre la historia, presente y futuro del olivar.

Una jornada para el reconocimiento del valioso legado de diversidad de las generaciones anteriores de agricultores

El presidente del Ifapa ha recalcado la “importante riqueza genética” que suponen muchas de las variedades que se mantienen en la colección, ya que son antiguas o tienen escasa representación en el olivar actual. “Su relevancia radica en que podrían ser una fuente de diversidad muy útil ante nuevos e imprevistos cambios climáticos en un futuro no muy lejano, enfermedades o plagas, así como para la obtención de nuevas y mejores variedades de olivo adaptadas a las nuevas técnicas del cultivo”, ha afirmado Jerónimo Pérez.

Cada variedad posee unas características de sabor, color o textura determinadas, y actualmente las que tienen mayor presencia en la producción de aceite de oliva y en el consumo como aceituna de mesa son Arbequina, Picual, Hojiblanca, Manzanilla de Sevilla, Gordal Sevillana o Aloreña. El director del Ifapa ha advertido que esta circunstancia podría poner en riesgo la riqueza varietal del cultivo, ya que podrían perderse el resto de especies.

Según ha señalado Jerónimo Pérez, la jornada celebrada por el Ifapa en Córdoba debe servir además para el reconocimiento del valioso legado de diversidad de las generaciones anteriores de agricultores, gran parte del cual se mantiene en la Colección Mundial de Variedades de Olivo. Desde el Ifapa se viene trabajando para la identificación y caracterización agronómica de las variedades existentes en la colección, entre ellas las variedades destinadas a la aceituna de mesa. En concreto, durante la campaña 2016-2017 se han aderezado en el centro Alameda del Obispo un total de 33 variedades destinadas a aceituna de mesa provenientes de nueve países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here