El referéndum independentista de Cataluña no sólo está centrando la atención y la tensión en este país, sino que va a tener un impacto directo en el sector agrario y ganadero catalán, ya que todo este proceso se está llevando a cabo cuando falta menos de un mes para que se deba pagar el adelanto de la PAC a partir del próximo 16 de octubre. Especialmente tras decidir el Gobierno central intervenir todas las cuentas de la Generalitat y asumir los pagos que debe realizar. Por eso, desde el Mapama se ha asegurado a agroinformacion.com que “el Ministerio de Agricultura dispone a día de hoy de datos oficiales de los perceptores de la PAC, que podrían completarse en los próximos días para que el pago del adelanto se realizase en la fecha prevista”.

Sería la primera vez en muchos años en el que el Gobierno central deba asumir este pago y representará todo un reto para el Mapama, ya que deberá asumir si paga todo el 70% previsto en el adelanto en tiempo y forma o si, por lo contrario, va a caer en los retrasos habituales en la mayoría de las CCAA. Asimismo, se va a encontrar con un problema añadido, ya que los controles propios de las solicitudes lo deben realizar los técnicos de la Generalitat catalana y debería haber una coordinación entre ambas Administraciones que,a día de hoy, no parece muy viable.

Las organizaciones coinciden en que los problemas políticos no deben frenar los pagos este año

En cualquier caso, la decisión del Ministerio de abonar la PAC va a representar todo un respiro para el sector agrario catalán, donde ya se reconocía que había una cierta preocupación por el peligro que podría correr estos pagos por la tensión política que se vive en estos momentos por el referéndum de Cataluña. Una preocupación que aumentaba cuando en varias reuniones con los responsables del Departamento de Agricultura catalán sólo se ofrecían buenas palabras pero no concreción sdobre si se realizarían los pagos o no.

De hecho, este miércoles, la organización agraria JARC-COAG salía a la opinión pública para, sin mencionar directamente el tenso momento político que se vive, reclamar al Departamento de Agricultura que haga efectivo el pago del anticipo del 70% de la ayuda de pago básico, del greening, del complemento de jóvenes y de la ayuda del régimen de pequeños agricultores (ayudas antes englobadas y conocidos como Pago Único) el día 16 de octubre.

La entidad afirmaba que este apoyo económico es muy importante por más de 42.000 labradores, puesto que facilita una liquidez muy necesaria para empresas que a menudo reciben un precio mucho y muy bajo por los alimentos producidos.

Por su parte, desde Asaja Barcelona se defiende que “este dinero es de los agricultores y ganaderos catalanes y lo deben cobrar. No tiene que haber ningún problema este año”, según señala su presidenta Rosa Pruna, que, sin embargo, sí matiza que “otra cosa es si se declara la independencia de Cataluña en un futuro. Entonce sí habrá que estudiar que va a pasar, pero eso es el futuro. Para este año se debe pagar el adelanto de la PAC sin problemas”.

Una postura que se comparte desde la Unión de Uniones, cuyo coordinador estatal, José Manuel de las Heras, ha dejado claro que las actuales tensiones políticas “no deben influir en los pagos” de este año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here