Las sanciones previstas en la actual Ley de Montes del Principado de Asturias cuando una res entra en un pasto para el que carece de licencia en superficies de cientos de hectáreas y sin cierre alguno, representan un quebranto económico de tal gravedad que resulta imposible de asumir por los ganaderos asturianos, según ha denunciado COAG, que mustra su enfado con unas sanciones injustas, hasta el punto que se sanciona tres veces más que una vaca se pasee por un monte público que saltarse un semáforo en rojo.

La Ley de Montes del Principado de Asturias califica como infracción grave “el pastoreo en los Montes de Utilidad Pública sin autorización”, dicha infracción lleva aparejada una sanción de multa con una cuantía comprendida entre 1001 a 100.000 euros.

“El exceso de celo y el afán recaudatorio por parte de la Administración lleva sin remedio al abandono de toda actividad ganadera”

Un ejemplo de lo que COAG-Asturias denuncia lo están padeciendo los ganaderos con licencia para aprovechar los pastos del Monte de Tolinas en Grado; este pasto linda con el Monte de Utilidad Pública de Taja (Teverga), entre ambos la línea divisoria es imaginaria “puesto que no existe cierre ni linde físico alguno, por lo que el paso del ganado de un lado a otro es inevitable”.

Este hecho, “que no supone ningún perjuicio, ni para el monte ni para quienes lo aprovechan”, según la organización, acarrea unas sanciones “desproporcionadas para los ganaderos que sufren las consecuencias y un grave daño para el propio monte a posteriori, puesto que los ganaderos se verán obligados a dejar el pastoreo al no poder asumir el pago de las sanciones”.

Para COAG, “una vez más el exceso de celo y el afán recaudatorio por parte de la Administración en estos asuntos, lleva sin remedio al abandono de toda actividad ganadera con la beneficiosa influencia que conlleva sobre el monte y que no se  aprecia lo suficiente”.

Por todo ello, el servicio jurídico de COAG-Asturias, prepara un informe para presentar a los grupos políticos de la Junta General del Principado, con el fin de modificar la Ley de Montes del Principado de Asturias en lo que se refiere a la calificación de la infracción y correspondiente sanción del aprovechamiento de pastos sin licencia.

Y como ejemplo final para ilustrar la irracionalidad de estas sanciones COAG considera que basta una comparación:

Saltarse un semáforo en rojo dos veces: 400 euros

Que una vaca pase de un monte de Grado a otro de Teverga en dos ocasiones: 1300 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here