El ingeniero agroalimentario, ese gran desconocido

0
168

Javier Botía Yáñez / Ingeniero Agrónomo y Director Consultora Ingenioo Studio

Para comenzar a establecer una identificación correcta diremos que la titulación de ingeniero agroalimentario corresponde a la extinta titulación de ingeniero agrónomo e ingeniero técnico agrícola, las cuales han sido  acertadamente renombradas por los actuales grados de ingeniería agroalimentaria y sus especialidades correspondientes ubicadas en los actuales másteres que ofertan distintas universidades españolas.

Pero lo que debemos destacar es el elevadísimo grado de formación superior que recibe este profesional altamente especializado en el sector agrario y aquí es donde viene la sorpresa para algunos de nuestros lectores, en la industria agroalimentaria y los procesos e instalaciones industriales que le dan soporte. La transformación que ha sufrido un alimento desde que lo tenemos en nuestras manos listo para ser degustado hasta que un agricultor decidió y eligió una semilla adecuada, son básicamente los campos de actuación del ingeniero agroalimentario o como en otras zonas del mundo se conoce, ingeniero agroindustrial.

La industria agroalimentaria está vertebrada en tres grandes grupos de actuación; producción, transformación y comercialización. Quizá la gran desconocida es la transformación donde intervienen todas las estructuras necesarias para que los maravillosos productos que llegan a nuestras mesas sean debidamente procesados y acomodados. En esta fase es donde el ingeniero agroalimentario despliega toda su formación multidisciplinar para llevar a buen puerto los proyectos concebidos para el buen funcionamiento de las industrias agroalimentarias. Proyecta, dirige y coordina de manera integral los proyectos de ingeniería que son necesarios para el crecimiento del sector productivo que tanto peso tiene sobre la economía regional. Es importante recalcar que el ingeniero agroalimentario es el técnico superior más adecuado para llevar a buen fin los proyectos de nuevas inversiones productivas en el sector agroalimentario, colaborando como no podía ser de otra manera, con otros técnicos de otras ramas de la industria para complementar su trabajo ingenieril.

Es importante que cale el mensaje en nuestra sociedad española y en nuestra querida Región de Murcia que dispone en el mercado de magníficos profesionales, con una altísima formación en las materias propias de la ingeniería y los procesos agroindustriales que en ella se llevan a cabo. Ponga un Ingeniero agroalimentario en su vida o mejor dicho confíe en un profesional de contrastada experiencia y solvencia en el ámbito agroalimentario que seguro no defraudará sus expectativas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here