La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente continúa trabajando en la ampliación del banco de variedades autóctonas de olivo de La Rioja, ubicado en la finca de La Grajera (Logroño). Por cuarto año consecutivo, ha iniciado una campaña para la recogida de material vegetal de árboles que presenten alguna singularidad ya sea por su antigüedad, productividad, variedad…, para lo que solicita la colaboración de los olivicultores de la comunidad autónoma.

Esta campaña de localización de ejemplares se llevará a cabo entre los meses de septiembre y diciembre. Paralelamente, las muestras se analizarán para su identificación genética y, una vez comprobado el interés de estos árboles, se recogerán brotes terminales para su multiplicación y conservación en la Finca de La Grajera.

Cualquier olivicultor que disponga de árboles con las características descritas puede contactar con los técnicos de la Consejería en el teléfono 941 291100 (extensión 33839); o través del correo electrónico megonzalezg@larioja.org

ya cuenta con 140 EJEMPLARES

El objetivo de este banco de variedades autóctonas de olivo, que ya cuenta con 141 muestras diferentes plantadas desde 2007 hasta la actualidad, es conservar la diversidad del material genético del olivo de La Rioja, para su posterior estudio y selección. La conservación de estas variedades es fundamental para obtener mejores plantas de las que se beneficiará el sector oleícola de la región, con producciones más rentables y de mayor calidad

La Consejería de Agricultura está muy satisfecha por los resultados de esta iniciativa ya que, gracias a la colaboración de los olivicultores riojanos, durante las tres últimas campañas se han localizado 140 ejemplares, y recogido material vegetal de 74 de ellos, lo que ha permitido identificar cinco variedades minoritarias no catalogadas hasta la fecha: Picudillo, Negral, Picalaceña/Cirujal, Aceitunero y Picudo

Este material se ha multiplicado y se ha incorporado al banco de germoplasma de La Grajera. Las campañas pasadas sirvieron asimismo para establecer una red de contactos para realizar prospecciones en varios municipios de La Rioja

La próxima campaña se va a centrar en dos aspectos. Por un lado, la localización de variedades desconocidas o minoritarias que presenten alguna característica destacable (productividad, calidad del aceite, resistencia a enfermedades…); y por otro, la de ejemplares antiguos de Redondilla/Redondal y Royuela/Arróniz, procedentes de diversos puntos geográficos con el objetivo de realizar una futura selección genética.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here