La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) lidera un proyecto que pretende analizar las posibilidades de la tecnología de geolocalización y monitorización del ganado en régimen extensivo, es decir, que pasta por el monte en semi-libertad para poder prever, entre otros, ataques de lobos.

El proyecto GELOB (Gestión de la Ganadería Extensiva en Hábitat con Lobos) cuenta con fondos de la Unión Europea, en la convocatoria para la constitución de Grupos Operativos en el marco del Programa Nacional de Desarrollo Rural. Además, participan en la iniciativa la Universidad Politécnica de Madrid y las empresas Digitanimal, RBZ y Consultores en Biología de la Conservación y la Fundación FIEB (Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad).

El objetivo principal de la iniciativa es analizar, mediante un dispositivo de geolocalización instalado en los cuellos de los animales, su comportamiento, y en su caso, detectar y prevenir ataques de lobos, uno de los problemas más graves a los que hace frente este sistema de producción. “Los ataques de lobos causan daños por valor de más de 4 millones de euros al año a la ganadería española (datos 2016)”, han explicado desde UPA. Cifra que además sólo recoge los animales muertos, y no tiene en cuenta las grandes dificultades de manejo que causa la fauna salvaje depredadora a los ganaderos.

La población del lobo ha crecido un 20% en 10 años

UPA y ganaderos de la organización que han sufrido ataques de lobos van a colaborar con expertos en tecnología, en fauna salvaje y en gestión de ganado para analizar alternativas tecnológicas innovadoras y comprobar su viabilidad en la prevención de ataques, mediante alertas enviadas al móvil del ganadero o ganadera.

El seguimiento continuo del ganado mediante dispositivos móviles permitirá a los ganaderos saber no sólo dónde se encuentra su ganado, sino analizar su comportamiento y ver qué zonas prefiere para pastar, mejorando así su manejo y su productividad.

UPA está trabajando intensamente para canalizar y dar respuesta a los problemas de los ganaderos en extensivo y su relación con la fauna salvaje, especialmente con el lobo, cuya población en España ha crecido un 20% en 10 años. En ese sentido, la organización lanzó, el pasado año, el documental “¿Convivencia? Ganadería y lobos”, que analiza esta problemática y que ya ha sido estrenado en salas de toda España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here