La Conselleria de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha inmovilizado cerca de cien toneladas de productos cárnicos, en su mayoría jamones en mal estado, almacenados en dos naves de una empresa ilegal en el municipio valenciano de Alzira y ha decretado el cese inmediato de la actividad. Se trata de jamones mohosos, infestados de ácaros, sin envoltorio, con grasa y suciedad por todas partes y heces de roedores por las superficies, incluidos los propios jamones y los envases, según recogen efeagro y levante-emv.com, que señala que la firma, al parecer, “reciclaba” las piezas caducadas y las reenvasaba con nuevas fechas y sin las partes deterioradas. La instalación ha sido precintada y los jamones inmovilizados por el riesgo sanitario que suponía su distribución para el consumo humano.

El lunes 18 fue cuando se dio aviso de alerta alimentaria a la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), dependiente del Ministerio de Sanidad y la actuación se está llevando a cabo de manera conjunta con la Guardia Civil por tratarse de una actividad ilegal y no cumplir ningún requisito sanitario, según la Generalitat valenciana.

Se investiga en otras almacenes de la Comunitat Valenciana y de otras comunidades autónoma por si hubiera más jamones en mal estado

Sin embargo, fue el pasado jueves cuando inspectores del departamento de salud de La Ribera, acompañados de dos agentes de la Policía Local de Alzira, llevaron a cabo la inspección, ante la sospecha de posible actividad ilegal de industria cárnica.

Los inspectores detectaron que el establecimiento carece de autorización sanitaria y no está inscrito en el Registro General Sanitario de industrias y establecimientos alimentarios.

Ante esta situación ilegal y ante el mal estado de los jamones, “la falta de trazabilidad es completa y todavía no es posible determinar con exactitud el origen y el destino de los productos, ahora inmovilizados”, añade la misma fuente.

Por todo ello se decidió inmovilizar todos los productos almacenados y poner a disposición de la Guardia Civil todos los datos disponibles sobre estas actuaciones.

La operación policial se ha seguido desarrollando a lo largo del fin de semana, ya que la citada empresa tiene vinculación con otros almacenes de la Comunitat Valenciana y de otras comunidades autónomas, donde se sospecha que también pueda haber jamones en mal estado.

Desde la Dirección General de Salud Pública informan además de que otro inspector, acompañado de dos agentes de la Guardia Civil, ha procedido este lunes a la inmovilización cautelar de toda la mercancía almacenada en las instalaciones de la misma empresa en Bocairent (Valencia), también carentes de registro, y en las que se estima que había 15.000 jamones y 160 cajas de cartón que contienen a su vez de 140 a 180 piezas de jamón y paleta curada.

(Foto principal: Archivo)

2 Comentarios

  1. Cuanta trama con los jamones,en embutidos España,se seleccionan cintas ibericas de Nicolas Gil Blanco,yo selecciono las de más veta,y estas se venden por bellota de hilo rojo. Pero por lo menos estan en muy buen estado. Pero esto de los jamones en mal estado es para que no salieran de la carcel

  2. Envoltorio un jamón? Con fecha de caducidad? Con grasa? Con moho? Reciclar partes? Cómo juntaban la maza con la contramaza?. Hombre, lo de heces de roedores ya es otro tema, pero lo demás no sé si está hablando de piezas de jamones o de jamón York.
    No se las veces que habrá entrado en un secadero el escritor del artículo, pero por el contenido, ninguna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here