Como consecuencia de la labor de protección de la flora y fauna llevada a cabo de forma permanente por la Guardia Civil, el pasado 22 de noviembre agentes del Seprona detectaron en una explotación ganadera ubicada en el término municipal de Castillejo de Martín el Viejo, dos sementales de especie bovina con un artefacto de chapa colocado en la cabeza mediante sujeciones a los cuernos.

Este artefacto de chapa provocaba en los animales sufrimiento y perdida de visión, además de daños innecesarios en la cornamenta, lo que les dificultaba el desarrollo de sus necesidades fisiológicas, así como les coartaba la libertad de movimientos.

Por todo ello, se procedió a investigar al propietario de la explotación como supuesto autor de un delito de maltrato animal. Siendo puestas las diligencias a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Detectado un ‘Gancho’ ilegal con ocho cazadores

De manera paralela, el 18 de noviembre, cuando agentes del Seprona se encontraban prestando servicio de control de actividades cinegéticas en el paraje denominado ‘La Horquera, del término municipal de Zamarra, pudieron observar cómo ocho personas se encontraban realizando lo que parecía un ‘gancho’. Se denomina así a una modalidad de caza en la que un grupo de personas permanecen en puestos fijos, mientras otro bate el terreno hacia el lugar a fin de dirigir las presas.

Se trata de una actividad que requiere de autorización previa y, de facto, los cazadores no habían señalizado la zona ni los caminos de acceso. Tampoco presentaban dicha autorización Debido a las citadas irregularidades se procedió a la aprehensión de las armas utilizadas por los componentes del gancho. Un total de 5 rifles y 3 escopetas.

Después, los agentes llevaron a cabo la propuesta de sanción a las citadas personas como autores de una infracción grave a la Ley 4/1996, de 12 de Julio, de Caza de Castilla y León.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here