La Guardia Civil investiga a dos personas por presuntas irregularidades en el etiquetado de 15.000 corderos de origen francés que vendían como si fueran españoles a lo largo de 2016 en una empresa cárnica de Riaza (Segovia), en una estafa que podría sumar 160.000 euros, ha informado este viernes 3 la Subdelegación del Gobierno en un comunicado.

Los titulares de la empresa etiquetaron los corderos de origen francés como si fuesen españoles, pudiendo incurrir según la Guardia Civil, en delitos de estafa y falsificación de documento.

La investigación se inició en diciembre de 2016, tras realizar diversas inspecciones en establecimientos dedicados a la venta, almacenamiento, comercio y distribución de alimentos.

La diferencia de precio en el mercado entre el cordero francés y el español puede oscilar entre tres y cinco euros por animal

La sección del Seprona inició la “Operación Lechazo”, al detectar irregularidades en la trazabilidad de los corderos de otros países después examinar los lotes de salida del matadero a la sala de despiece y compararlos con las entradas registradas.

El “modus operandi” consistía en la recepción en el matadero de corderos de origen francés documentados correctamente, los cuales, una vez sacrificados en las instalaciones, podían salir al mercado de dos formas, directamente a terceros, o a través de la sala de despiece pero con etiquetado español.

La diferencia de precio en el mercado entre el cordero francés y el español puede oscilar entre tres y cinco euros por animal a la hora de comprarlos, y entre tres y nueve euros de incremento a la hora de venderlos.

Estas actuaciones se desarrollan en el marco internacional de la Operación Opson VI, de Seguridad Alimentaria, cuya finalidad es la lucha contra la falsificación, adulteración, venta, etiquetado, comercio o distribución ilegal de productos alimenticios, por lo que la Guardia Civil recomienda pedir información en los establecimientos sobre el lugar de procedencia de la carne.

Cabe recordar que en finales de noviembre, desde Asaja Castilla y León ya advirtieron de que casi la mitad de los corderos que salen en diciembre de los mataderos de Castilla y León son importados.

2 Comentarios

  1. Y el veterinario, dónde estaba mientras se sacrificaban y etiquetaban los corderos? A ese también que le investiguen y le abran expediente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here