Juntos por los Bosques (JXB), colectivo que reúne a más de 30 entidades representativas del sector forestal español, ha pedido al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, participar en el proceso de negociación de la PAC, tal como prevé el artículo 94, que establece la obligatoriedad de participación de los agentes sociales y económicos en todo el proceso de negociación.

Para aportar sus propuestas en la reforma de la PAC (2021-27), en una carta dirigida al Ministro de Agricultura, JXB ha solicitado una reunión de alto nivel, que creen plenamente justificada, pues ya se han planificado catorce reuniones con las Comunidades Autónomas, organizaciones profesionales agrarias y ONGs ambientalistas. Juntos por los Bosques recuerda al ministro que son el sector que representa al 60% del territorio rural, que además es el más desfavorecido.

Una petición, argumenta Eduardo Rojas Briales, coordinador de Juntos por los Bosques, acorde con la mención expresa del ministro en sus intervenciones sobre la necesidad de apostar por el sector forestal, por su capacidad para generar riqueza y empleo en el medio rural, luchar contra la despoblación y contribuir a la mitigación y adaptación al cambio climático.

Creen que no se ha entendido la simbiosis entre territorio forestal y ganadería extensiva ni de los muchos beneficios que de ella se derivan

“Con la reforma de la PAC tenemos una oportunidad inigualable para conseguirlo”, resalta el coordinador de Juntos por los Bosques, en su carta al ministro. “Consideramos clave un debate inclusivo y consistente sobre el futuro de una política que resulta fundamental para el mantenimiento del territorio rural, sobre el que confluyen complejos retos como la despoblación, el envejecimiento y la masculinización”

Francisco Carreño, Presidente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), miembro promotor de JXB, señala la necesidad de incluir también a los selvicultores cuando se hacen referencias a agricultores y ganaderos, dada la relevancia territorial y ambiental de la propiedad forestal privada, vecinal, comunal y local, que en España representa más de la mitad del territorio. Y recuerda que la bioeconomía es una estrategia clave más allá de la actividad forestal, puesto que incluye la agricultura, el mar y sus cadenas de valor, al tiempo que contribuye a la cohesión territorial, a la generación de empleo y a la innovación tecnológica.

Con referencia al primer pilar de la PAC, Juntos por los Bosques destaca que en el periodo de programación actual no se ha entendido bien la simbiosis entre territorio forestal y ganadería extensiva ni de los muchos beneficios que de ella se derivan (conservación del paisaje, anclaje territorial, productos de alta calidad, defensa contra incendios, aumentos de la biodiversidad). Y señalan que son objetivos de la PAC no atendidos. Esa desatención, hacen notar, genera efectos perversos, como la eliminación de la vegetación arbustiva y arbórea o el aumento del riesgo de incendios.

Juntos por los Bosques considera anacrónico excluir el pastoreo bajo cubierta forestal (arbórea o arbustiva) así como el descuento proporcional que se aplica en caso de cobertura arbórea rala en diferentes cultivos agrícolas extensivos, como el cereal, que, de nuevo como efecto perverso, incrementa el riesgo de incendio y la progresiva desaparición del arbolado.

Solicitan también la diferenciación de la procedencia de la carne de ganadería extensiva por su gran valor nutritivo, frente a la forma de producción menos saludable de la ganadería intensiva. Igualmente consideran necesario identificar los cultivos y pastizales estratégicos como cortafuegos e intensificar en ellos las primas establecidas en el primer pilar de la PAC.

Política de desarrollo rural

La política de rentas del primer pilar de la PAC ha demostrado ser ineficaz para resolver los problemas de desarticulación y despoblación del medio rural español, al quedar excluido el 60% del territorio rural (forestal) del 80 % del presupuesto. Por eso, Juntos por los Bosques apuesta por reforzar el segundo pilar de desarrollo rural con un impulso claro a las medidas forestales y una dotación presupuestaria equilibrada entre ambos pilares.

Proponen una cofinanciación variable que incentive las prioridades que fije el Ministerio, que debería incorporar la generación de empleo rural, la despoblación, la bioeconomía y las zonas forestales como prioritarias, por los servicios ambientales que ofrecen a la sociedad, para el bienestar humano y por su función mitigadora del cambio climático, entre otros.

Juntos por los Bosques considera también fundamentales otros aspectos, como

  • Las subvenciones directas a los propietarios forestales, tanto privados como locales, para asegurar la sostenibilidad de las explotaciones.
  • La necesidad un eje en el Plan Estratégico a Escala Nacional en torno a la Adaptación y Mitigación del Cambio Climático de manera integral en las explotaciones agroforestales.
  • Asegurar un flujo permanente de los recursos durante el período 2021-2027.
  • Priorizar las medidas efectivas capaces de generar empleo frente a aquellas de menor ratio de empleo generado
  • Diferenciar el origen de la carne extensiva de la intensiva como se realiza en el caso de la pesca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here