La AICA, la Agencia de Información y Control Alimentarios, está realizando actuaciones en los sectores de aceite de oliva y aceituna de mesa -tanto en almazaras como en primeros compradores de aceituna- para comprobar la existencia de contratos y que éstos “reúnen los requisitos mínimos exigidos”.

Así lo han indicado a Efeagro fuentes de la AICA, que recuerdan que, si se detectaran incumplimientos de la Ley, la Agencia iniciaría el correspondiente expediente sancionador.

Aclaran que la sanción que se derive recaerá sobre la parte que no actúe como productor primario

En esta campaña y en el marco del Plan de Control de AICA 2016-2017, se ha previsto un Programa específico de verificación y comprobación de contratos en todos los sectores agrarios, ha resaltado.

En este sentido, han añadido que los operadores deben saber que, en los casos en los que las entregas de cualquier materia prima se hubieren hecho sin contrato, y si una vez finalizada la investigación se determinara que existe una infracción, “la sanción que se derive recaerá sobre la parte que no actúe como productor primario, tal como establece la Ley 12/2013 en su artículo 23.4”.

La Ley 12/2013 de la Cadena Alimentaria establece la obligatoriedad de formalizar contratos por escrito, que deberán contener una serie de requisitos mínimos -en particular, reflejar el precio-, han señalado desde la Agencia, adscrita al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Este precio podrá determinarse en cuantía fija o variable. En este último caso, “se determinará en función únicamente de factores objetivos, verificables y no manipulables que estarán expresamente establecidos en el contrato”, ha detallado.

“Todas las denuncias que se presenten por incumplimientos de la Ley, como el de la no formalización de contratos, son investigadas”

Las actuaciones de AICA para hacer cumplir Ley de la Cadena Alimentaria se derivan, bien de posibles denuncias que presenten los operadores y agentes del sector, o de los controles previstos en el marco de un programa anual de controles de oficio por criterios de riesgo o indicios por posibles infracciones a la norma.

“Todas las denuncias que se presenten por incumplimientos de la Ley, como el de la no formalización de contratos, son investigadas”, ha garantizado la AICA, que resalta que no puede hacer públicas las sanciones impuestas, “dado que la Ley 12/2013 no lo permite (art. 24.2)”.

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha había denunciado a finales de diciembre que algunas almazaras de esta Comunidad recibían aceituna “incumpliendo la obligatoriedad de tener un contrato entre las partes y sin hacer público el precio del producto, como marca la legislación vigente”.

La organización -que recibió denuncias de socios, principalmente de Ciudad Real y Toledo- instó a la AICA a que interviniera “al igual que hizo con la uva” y “ejecute labores de control y actuaciones inspectoras para terminar con esta situación”.

En declaraciones a Efeagro, el vicepresidente de Asaja Castilla-La Mancha, Florencio Rodríguez, ha asegurado que estas irregularidades persisten y, aunque algunas almazaras han llamado después a los agricultores para que realicen los contratos, otras no lo han hecho, situación que a su juicio “hay que corregir”.

Según ha insistido Rodríguez, los agricultores deben tener contratos cuando entregan la aceituna donde figure cuánto van a cobrar por ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here