El comisario europeo de Salud, Vytenis Andriukaitis, defendió este martes 13 el enfoque científico en relación con la renovación del pesticida glifosato, ante las críticas de muchos partidos del Parlamento Europeo, que condenaron la intromisión en ese ámbito de las multinacionales.

El comisario participó en un pleno de la Eurocámara, tras la presentación de una pregunta oral sobre la credibilidad científica de algunos estudios patrocinados por la multinacional Monsanto y usados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) y productos químicos (ECHA) para evaluar la seguridad del glifosato.

El comisario europeo de Salud defiende que hay una base científica para renovar la autorización

Andriukaitis subrayó el “amplio consenso” a nivel internacional en relación al glifosato como “no cancerígeno” y explicó que sobre la base de los informes científicos en esa línea, la CE ha recomendado renovar la autorización de esa sustancia durante diez años. Por otra parte, lamentó que el debate se haya politizado e ignore las evidencias científicas.

Cabe recordar que tanto desde las organizaciones de productores europeas, como el Copa y la Cogeca, como recientemente en las organizaciones españolas, como AVA-ASAJA y la UPA, han venido defendiendo no sólo su uso, sino que la autorización se amplíe hasta los 15 años en lugar de los diez que se está barajando ahora.

Durante el debate, el eurodiputado de Los Verdes Florent Marcellesi dijo que el glifosato “es según la Organización Mundial de la Salud una sustancia posiblemente cancerígena” y denunció “la falta de transparencia” sobre su seguridad.

Recordó que por ese motivo los Verdes europeos han llevado el asunto ante el Tribunal de Justicia de la UE. “Queremos que los datos sean transparentes y que los expertos puedan trabajar con rigor científico, así como conocer el papel de Monsanto en este proceso”, indicó.

En ese contexto, explicó que su partido pide a la Comisión “una moratoria sobre la licencia y una investigación realmente independiente, contrastada y transparente”.

Para Podemos, aprobarlo demostraría que la UE “está dominada por los lobbies de la industria química y agro-industrial

Por su parte, la eurodiputada de Podemos, Estefanía Torres, intervino para pedir a la Comisión Europea que no extienda la licencia del pesticida glifosato por una década más. “Si lo hace –ha advertido la eurodiputada– a la ciudadanía le quedarán ya muy pocas dudas de que la UE está dominada por los lobbies de la industria química y agro-industrial y que la salud de las personas les importa bien poco”. 

La eurodiputada ha apelado una vez más al principio de precaución y ha recordado en Estrasburgo que la UE no debe mostrar complicidad con las multinacionales, sino con la ciudadanía. “Demuestren que la Unión Europea no está al servicio del agronegocio que destruye el medioambiente, pone en peligro nuestra salud y perpetúa las desigualdades sociales: impidan que el aire que respiramos en la UE siga impregnado de un pesticida cancerígeno”, ha afirmado.

Por su parte, los socialdemócratas europeos rechazaron “cualquier aprobación de una sustancia en la UE” hasta que se aclaren las incertidumbres científicas relacionadas con su uso y pidió la aplicación del “principio de precaución”.

La portavoz de Medioambiente de ese partido, Miriam Dalli, dijo que hay estudios que confirman que esa sustancia es cancerígena y que por tanto hay dudas sobre su seguridad.

Desde las filas del PPE, los diputados reconocieron que existe “confusión” por los diferentes informes sobre el polémico herbicida y reclamaron al Ejecutivo comunitario que “aclare” las dudas de los ciudadanos.

En otoño, las comisiones de Medio Ambiente y Agricultura del PE celebrarán una audiencia conjunta sobre los estudios utilizados para la evaluación de la peligrosidad del glifosato, a la que se invitará a los representantes de Monsanto. Esta audiencia permitirá que el Parlamento evalúe si la creación de una comisión de investigación sigue siendo necesaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here