La Comisión Europea decidió relanzar el procedimiento para intentar convencer a los países del bloque de autorizar a largo plazo el glifosato, después de fracasar en un intento anterior. Los comisarios europeos dieron su visto bueno para “reanudar las conversaciones con los Estados miembros sobre una posible renovación de la autorización del glifosato durante 10 años”, indicó a la AFP una portavoz del ejecutivo comunitario.

La licencia de este controvertido herbicida expiró en la UE en el verano  de 2016 y, ante la falta del visto bueno de los 28, Bruselas se vio obligada a prolongar esta licencia, a la espera de un informe de los expertos europeos.

La ECHA indicó que el glifosato no debe considerarse como una sustancia cancerígena

Francia y Malta votaron en contra durante una consulta a finales de junio, que junto a las abstenciones de siete países (Alemania, Italia, Portugal, Austria, Luxemburgo, Grecia y Bulgaria), bloqueó la decisión.

En su decisión de relanzar el procedimiento, “la Comisión tomó en cuenta los últimos estudios científicos”, especialmente las conclusiones de la Agencia Europea de Productos Químicos (ECHA), explicó en un corto comunicado el ejecutivo comunitario.

A mediados de marzo, la ECHA indicó que el glifosato no debe considerarse como una sustancia cancerígena, unas conclusiones que provocaron el descontento de las ONGs.

La asociación europea de fabricantes de pesticidas, la ECPA, que cuenta entre sus miembros a Monsanto, Bayer, Dow, BASF o Syngenta, dijo entonces esperar que la Comisión iniciara rápidamente un nuevo procedimiento para la autorización del glifosato con una licencia de 15 años, una duración mayor que la prevista por Bruselas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here