La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) aumentará, a partir de agosto, su dispositivo de lucha contra la especie invasora del camalote en el tramo medio del río Guadiana mediante la contratación de nuevos efectivos de refuerzo, hasta triplicar los actuales, y la adquisición de medios.

Este incremento de medios se produce gracias a la aprobación, por parte del Ministerio, de una encomienda de gestión a la empresa pública Tragsa por un importe de 3,7 millones de euros y una duración de un año, según informa la CHG en una nota de prensa.

Con este operativo se quiere contener la invasión en el río, extrayendo unas 600 toneladas de camalote al día

El dispositivo humano se triplicará, al pasar de 30 a 92 personas, para controlar el crecimiento de la planta invasora presente en el río. Asimismo, se aumentara el número de embarcaciones y barreras en los puntos de más afectación, como son Medellín, Valdetorres, Valverde de Mérida, Miralrío y las proximidades de Badajoz.

Con este operativo se quiere contener la invasión en el río, mediante el incremento de la capacidad de extracción de la planta con el fin de reducir grandes concentraciones de material en el lecho y evitar cualquier daño de carácter medioambiental y social. La Confederación Hidrográfica del Guadiana ha resaltado que continúa de forma permanente e ininterrumpida con los trabajos de control y lucha contra el camalote en el río.

En estos momentos se trabaja con personal propio: unos 30 trabajadores, 12 embarcaciones, dos vehículos anfibios y tres equipos de maquinaria en las zonas de Medellín, Miralrío y entorno de Badajoz. Estos equipos extraen unas 600 toneladas de camalote al día.

Además, las labores de retirada y vigilancia en los tramos urbanos de Badajoz y Mérida han permitido que, en la actualidad, dichos entornos estén libres de camalote.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here