La comisión parlamentaria de investigación sobre el incendio de Gata del 6 de agosto de 2015, que arrasó unas 7.800 hectáreas, ha cerrado sus trabajados sin consenso y ha aprobado las conclusiones conjuntas presentadas por el PP y de Podemos, la principal, que hubo descoordinación en las tareas de extinción.

El documento de PP y Podemos ha contado con el voto a favor de estos dos partidos, el no del PSOE y la abstención de Ciudadanos, que sí ha apoyado las conclusiones de los socialistas, que, como las de la formación naranja, no han salido adelante.

Tras haber recibido un centenar de conclusiones de los grupos parlamentarios, los grupos se emplazaron hace una semana a buscar un documento de consenso, pero, a pesar de los contactos mantenidos el miércoles y el jueves, no ha sido posible.

En la cita de hoy se han debatido las primeras valoraciones que presentó Ciudadanos y el nuevo documento registrado por el PSOE y por PP-Podemos, formado por 51 conclusiones y 42 recomendaciones, que finalmente ha sido el aprobado.

El dictamen será sometido a la aprobación o no del Pleno de la Asamblea, en el que el PSOE y Ciudadanos defenderán su voto particular.

Las conclusiones que han salido adelante recogen que faltó coordinación de los medios propios y de otras administraciones y en algunas evacuaciones de pueblos, además de problemas en los relevos de los retenes, los habituallamientos o en las comunicaciones, según ha expuesto el portavoz popular, Saturnino López Marroyo.

El documento recoge recomendaciones sobre protección civil, formación de alcaldes, planes periurbanos y la necesidad de ir a un nuevo modelo forestal.

Aparece la necesidad de un real decreto de ayudas para los afectados por parte del Gobierno central.

A su juicio, se recogen casi todas las aportaciones del PSOE y 12 de las 13 conclusiones de Ciudadanos, salvo la que indica que no hubo descoordinación.

En su introducción también se incluye la no comparecencias en la comisión de los responsables de la Delegación del Gobierno, la Subdelegación de Cáceres y la Confederación Hidrográfica del Tajo, una cuestión que ha sido especialmente criticada por el PSOE y C’s y que el PP ha justificado por las explicaciones que dieron para no acudir.

La portavoz de Podemos, Irene de Miguel, ha destacado el acuerdo con el PP pese a posturas ideológicas distintas y ha considerado un “fracaso” la falta de consenso, que ha achacado a los intereses electorales del PSOE.

Este argumento ha sido rechazado por el portavoz socialista, Eduardo Béjar, que ha advertido de que si la comisión se ha retrasado hasta fechas electorales no ha sido por culpa del PSOE, ya que la presidencia es de Podemos.

El diputado socialista ha hecho hincapié en que el PP y Podemos se pusieron de acuerdo para crear la comisión de investigación, un formato que el PSOE rechazaba, y posteriormente en un documento conjunto de conclusiones antes de hablarlo con los otros grupos.

Béjar ha explicado que no podían apoyar unas conclusiones que ponen el acento en los técnicos y en que hubo descoordinación de forma generalizada, cuando solo cabe hablar de casos “puntuales” en un incendio de tal magnitud.

Al defender esa posición, el PP y Podemos deberían haber exigido responsabilidades políticas y el cese de los directivos del Infoex, ha planteado Béjar.

También ha justificado la negativa del PSOE a las conclusiones de PP y Podemos a que rechazan que las obras de emergencia tras el incendio se contrataran de forma “discrecional”, aunque de forma legal.

El PSOE y Ciudadanos han defendido sus conclusiones en positivo frente a las negativas del PP y de Podemos, que ha negado que se haya intentado “criminalizar” a los profesionales, según De Miguel.

La comisión se constituyó el pasado 7 de octubre y, aunque los diputados se dieron seis meses para cerrar los trabajos, ha superado los ocho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here