La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) cree que la derogación del “impuesto al sol”, una petición que venían reclamando desde hace tiempo, es un “impulso a la competitividad del sector agrario, que podrá reducir sus costes energéticos a través de la autoproducción de energía sin peajes, ni cargos”.

Así lo ha apuntado la organización en un comunicado en el que valora la aprobación este viernes 5, en el Consejo de Ministros, de un real decreto-ley de medidas contra la pobreza energética que deroga el cargo que se imponía a los autoconsumidores por la energía generada y consumida en la propia instalación.

Para el presidente de Fenacore, Andrés del Campo, esta derogación “muestra la voluntad política de ponerse del lado de los consumidores, que se ven obligados a pagar en forma de costes fijos el agujero económico que se deriva de una estrategia errónea en materia energética prolongada durante años”.

Derogación de un impuesto que provocó que el aumento medio de la factura de la luz para el regadío fuera superior al 110%

De acuerdo a sus datos, “los consumidores estacionales como los regantes han visto cómo en los últimos ocho años estos costes fijos regulados por el Gobierno se han incrementado más de un 1.000% con la excusa de cubrir el déficit de tarifa, lo que ha provocado que el aumento medio de la factura de la luz para el regadío haya sido superior al 110% en este periodo”.

A juicio de los regantes, esta situación ha provocado que “buena parte de los regadíos modernizados, que ahorran agua pero demandan más energía, no resulten económicamente viables”.

Del Campo ha insistido, sin embargo, en que “para alcanzar un escenario tarifario realmente competitivo queda pendiente el desarrollo del reglamento que permita aplicar la Ley de Medidas Urgentes para la Sequía, en la que se añaden disposiciones relativas a los contratos de distribución eléctrica para regadíos”.

Estas tarifas eléctricas para regadíos, según ha indicado, permite que “puedan firmar un contrato de temporada para los meses de máximo consumo y otro con una potencia mínima el resto del año para el mantenimiento de los equipos”.

Fenacore incluye a 700.000 regantes, que suponen dos millones de hectáreas y el 80 del regadío nacional, agrupado en comunidades de regantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here