A principios de año era la cadena Lidl la que anunciaba a bombo y platillo que dejaba de vender huevos de gallinas criadas en jaula, poniendo fin a un proceso que estaba llevando a cabo desde 2013 y adelantándose al mercado. Ahora EROSKI también avanza en su compromiso de mejora del bienestar animal y el volumen de huevos de gallinas criadas en suelo que comercializa en sus tiendas ya asciende a alrededor del 35% de sus ventas.

La cooperativa se compromete a que para 2024 este porcentaje alcance al 100% de los huevos comercializados en su red de tiendas, por lo que los procedentes de gallinas criadas en jaula desaparecerán de sus lineales en aproximadamente cinco años.

trabaja con sus proveedores para ofrecer una avicultura libre de jaulas

Actualmente, los huevos de gallinas libres de jaula corresponden a los procedentes de gallinas criadas en libertad y alimentadas con productos procedentes de cultivos ecológicos (tipo 0), gallinas camperas criadas en libertad y con acceso al exterior (tipo 1) y gallinas criadas en zonas acotadas pero con libertad de movimiento (tipo 2). Entre ellos se incluyen los de su marca propia, procedentes de gallinas criadas en sistemas alternativos a las jaulas.

EROSKI trabaja con sus proveedores para avanzar en la implantación de una oferta cada vez más amplia de la práctica de una avicultura libre de jaulas. Esta decisión se enmarca en su decálogo de compromisos de Salud y Sostenibilidad, recientemente presentado, y cuyo objetivo es influir positivamente en la mejora de la calidad de vida y el desarrollo sostenible de la sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here