La DO Navarra ha dado por finalizado la vendimia de este año, una de las más adelantadas, con un resultado “excelente” y cerca de 60 millones de kilos de uva recogidos.

A la espera de cosechar las variedades como la Moscatel de Grano Menudo, destinadas a la elaboración de vinos de “vendimia tardía”, la DO destaca en un comunicado que el 90% de las uvas recogidas son tintas y el resto son blancas.

“El descenso ha superado las previsiones iniciales” más por la sequía que por heladas

Por zonas, el 44% de la producción corresponde a la Ribera Alta, el 30% a la Ribera Baja, el 13% a la Baja Montaña, el 7% a Tierra Estella y el 6% a Valdizarbe.

Respecto al año pasado, la cosecha ha descendido alrededor de un 27%, aunque con respecto a la media de los últimos 5 años la bajada es del 15%.

Y al respecto la DO precisa que “el descenso ha superado las previsiones iniciales”, y comenta que las heladas de primavera no han tenido una gran incidencia salvo en casos muy concretos pero la sequía de verano sí que ha mermado la producción.

Aún con todo, “los kilos de uva obtenidos satisfarán las necesidades de la comercialización de vinos de la Denominación de Origen Navarra”, afirma, y añade que este puede ser “un año muy interesante para conseguir el deseado objetivo” de que estos vinos “crezcan en valor económico”.

Esta es posiblemente la campaña “más precoz de la historia de la DO”, iniciaba hacia el 16 de agosto en la zona de la Ribera Baja, y su desarrollo ha sido “muy satisfactorio” en los dos meses de vendimia por una climatología que ha favorecido “una calidad del fruto excelente en todas sus variedades y un buen estado sanitario”.

La DO Navarra está compuesta por 11.000 hectáreas de viñedo en las que se producen las variedades de uva tintas Garnacha, Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon, Graciano, Mazuelo, Syrah y Pinot Noir, y de uvas blancas Chardonnay, Viura, Moscatel de Grano Menudo, Garnacha Blanca, Sauvignon Blanc y Malvasía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here