La asociación Ganaderos del Reino ha alertado del “grave y serio” problema que representan ya la sequía y las altas temperaturas en el sector en la Comunidad Autónoma de Extremadura y ha pedido medidas “urgentes” al Ejecutivo autonómico para paliar el problema por que el que pasa la ganadería regional.

El presidente de la entidad, Enrique de Muslera, ha dicho a EFE que la situación es “preocupante” en la región pues las charcas se han quedado prácticamente sin agua y los pozos, tanto los clásicos como los de sondeo, pasan por importantes dificultades.

Las alternativas utilizadas han llevado a duplicar, y en algunos casos a triplicar, los costes de los ganaderos

En la actualidad se vive uno de los momentos más “difíciles” de los últimos años, ha dicho, no solo por la escasez de lluvias en los meses primaverales y veraniegos sino también porque se acumulan dos inviernos consecutivos con pocas precipitaciones.

La poca agua en charcas y pozos es suplida a través de varias fórmulas, o bien con la búsqueda de nuevos pozos o a través del transporte, la compra de depósitos de agua o el traslado del ganado a espacios o fincas menos perjudicadas.

Son unas alternativas que han llevado a duplicar, y en algunos casos a triplicar, los costes utilizados por la ganadería extremeña para conseguir agua en relación al mismo periodo de 2016.

Enrique de Muslera ha recordado que años atrás, ante una situación similar, se establecieron ayudas autonómicas para impulsar la búsqueda y apertura de pozos de sondeo, lo que ahora es “muy necesario”.

Son unas ayudas a la ganadería que han de ir también dirigidas al transporte de agua, que deben ser “inminentes”, pues los ganaderos ya llevan a cabo estos desembolsos que suponen pérdidas en su rentabilidad económica, costes que además deberán continuar en otoño pues, “aunque llueva, ante la situación actual no servirá para llenar las charcas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here