El departamento de Agricultura de la Generalitat ha ordenado hacer analíticas en otras granjas distintas de la que se han sacrificado más de 17.000 patos, la explotación afectada por el brote de gripe aviar en Sant Gregori (Girona), y que están fuera de la zona de protección de tres kilómetros establecido en un principio.

Fuentes del departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación han explicado este viernes a EFE que se analizan los patos de otras granjas, cuya ubicación no ha concretado, llegados de la explotación de Sant Gregori (Girona) afectada por el virus, después de estudiar la “trazabilidad” de esta granja.

Los cadáveres de las aves serán trasladados a una planta de tratamiento de residuos animales

En la granja de Sant Gregori ya ha finalizado el sacrificio de los 17.300 patos que tenía la explotación, tras dos días de trabajo, y los cadáveres de las aves serán trasladados a una planta de tratamiento de residuos animales, situada en el municipio de Térmens (Lleida), han precisado las mismas fuentes.

El Centro de Investigación en Sanidad Animal se encarga de investigar el origen preciso del brote de Sant Gregori.

Agricultura estima que el hecho de que el tipo de virus hallado en los patos, el H5N8, coincida con el de la cigüeña encontrada muerta el pasado martes en los Aiguamolls de l’Empordà alimentaría la hipótesis de que ésta haya podido ser la causa del contagio.

Los patos de la granja afectada por el virus se criaban al aire libre y la zona es de paso para las aves migratorias, recordó la consellera de Agricultura, Mertixell Serret.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here