Miembros del Consejo Regulador de la IGP Miel de Galicia se han desplazado a Asturias para acudir a las instalaciones de la Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, a petición de Mª Jesús Aguilar Menéndez, Directora General de Desarrollo Rural y Agroalimentación del Gobierno del Principado de Asturias. El objeto de esta reunión era conocer de primera mano el método de trabajo, los procedimientos y el buen hacer que ha convertido a la IGP gallega en referente.

La reunión tuvo por objeto trazar un borrador del pliego de condiciones de cara a la creación de la IGP Miel de Asturias, tomando como referente el trabajo del Consejo Regulador gallego.

La IGP Miel de Galicia supone todo un ejemplo a seguir, teniendo en cuenta que es la única IGP de España con la acreditación ENAC, un certificado que reconoce la competencia técnica del Consejo Regulador. Además, representa el 66% de la miel producida de todas las denominaciones de calidad de España.

Una marca consagrada

El “oro dulce” de la naturaleza gallega ha recorrido un largo camino desde el año 1988, en el que se le reconocía como Producto Gallego de Calidad.

En 2007 conseguía la protección europea con la publicación de la inscripción de Indicación Geográfica Protegida Miel de Galicia en el registro de denominaciones de origen protegidas y de indicaciones geográficas de la comisión europea. El 27 de noviembre de 2015, Miel de Galicia obtenía la certificación de la Entidad Nacional de Acreditación —ENAC—, reconociendo su calidad, competencia técnica y siendo el primer Consejo Regulador de una IGP de miel en España que la alcanzaba. Sin duda, una forma de revalorización del producto y reconocimiento de marca.

Por si fuera poco, estamos hablando del Consejo Regulador de España que mayor cantidad de miel certifica (un 66% de la miel producida de todas las denominaciones de calidad en España) y el único con panel de cata propio. Una joya gastronómica cuyo aporte nutricional es incuestionable, puesto que la Miel de Galicia posee el mayor contenido en minerales y vitaminas registrado, según un estudio realizado por la Universidad de Vigo.

Por todo ello, y con el objeto de proteger al máximo al consumidor, el Consejo Regulador, con Ester Ordóñez Dios a la cabeza, nos recuerda la importancia de buscar la etiqueta Mel de Galicia, Indicación Xeográfica Protexida a la hora de adquirir este producto. Con ella, se garantiza la máxima calidad, los más rigurosos controles y su origen gallego. Del mismo modo, al comprar miel bajo la denominación Miel de Galicia, el consumidor estará colaborando con los apicultores gallegos, manteniendo la biodiversidad y apostando por un producto que compite en calidad diferenciada en el mercado de la miel a nivel mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here