La Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) ha culminado el plan de autocontrol que ha desarrollado durante dos meses en productos industriales -hamburguesas, albóndigas, lasañas y similares- y no han detectado presencia de carnes no declaradas en el etiquetado.

En un comunicado, Anice ha informado de que ha analizado con este programa de autocontrol la correlación entre el contenido y el etiquetado en derivados cárnicos y platos preparados en el mercado en toda España y ha presentado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente los datos para profundizar en el compromiso con la calidad de las producciones de cara al consumidor.

En 2016, la industria cárnica española alcanzó los 4,84 millones de toneladas de producción, un + 4,7 % respecto a 2015

La patronal de las industrias cárnicas ha recordado que ya en 2013, junto con la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) y la Asociación Española de Fabricantes de Platos Preparados elaboró un “Procedimiento Normalizado de Trabajo (PNT).

El objetivo de este procedimiento de autocontrol es asegurar la calidad en relación a la especie animal declarada, en la elaboración de los productos cárnicos, preparados de carne y platos preparados a base de carne.

Anice agrupa a más de 650 empresas por toda España y agrupa a más del 60% de la producción cárnica española, con empresas por toda la geografía española y empresas de toda la cadena de valor de esta industria cárnica.

En 2016, la industria cárnica española alcanzó los 4,84 millones de toneladas de producción, un + 4,7 % respecto a 2015, y la cifra de negocio que genera la carne en España ronda los 22.600 millones de euros, el 2,1 % del Producto Interior Bruto (PIB).

Este sector emplea directamente a cerca de 81.000 trabajadores, lo que representa más del 20 % de la ocupación total de la industria alimentaria española.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here