La industria vitivinícola está presionando para que se incluyan las propuestas de etiquetado de sus productos en la próxima PAC posterior a la reforma de 2020 con el fin de dar a la autorregulación una “base jurídica y certeza”.

Ignacio Sánchez Recarte, secretario general de la asociación vitivinícola de la UE (CEEV), dijo a EURACTIV.com que debido a la composición del sector vitivinícola y las características de sus productos, es necesario contar con una solución adaptable que comunique esta información a los consumidores .

“Creemos que tenemos una oportunidad con la reforma en la próxima PAC. Está frente a nosotros y es un vehículo perfectamente legal y puede enfocarse en el vino “, dijo Recarte, agregando que esto le daría a la autorregulación una base legal y certeza, así como el reconocimiento de una solución adaptativa.

“Para mayor certeza legal, miles de nuestras compañías preferirán tener una regulación que garantice la base de esta comunicación adaptativa”, señaló Recarte, y subrayó que varios Estados miembros de la UE están abiertos a esta discusión.

Dejó claro, sin embargo, que el sector vitivinícola no está pidiendo regulación para las otras industrias de alcohol.

En marzo pasado, la industria del alcohol presentó su tan esperada propuesta de autorregulación sobre etiquetado. La característica principal de la propuesta fue la flexibilidad entre los diferentes sectores del alcohol. De acuerdo con la propuesta, los fabricantes de alcohol podrán decidir si colocan información en la etiqueta, en línea o en ambos.

Hay una parte común acompañada de cuatro anexos sectoriales que explican con más detalle qué hará cada sector (cerveza, vino, licores, sidra).

El principio general es que los productores individuales podrán decidir qué información proporcionan en la etiqueta y en línea. Otros, incluido el gran número de PYME y microempresas que producen bebidas alcohólicas, probablemente solo utilicen medios en línea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here