La organización agraria Asaja Córdoba ha lamentado la falta de previsión de la Consejería de Agricultura provocando “una saturación de la gestión de la PAC en Andalucía”, ya que los agricultores y ganaderos han comenzado a recibir miles de cartas y notificaciones de dicha administración “innecesarias y repetidas, que hacen muy difícil la tramitación de los expedientes”.

En menos de cinco días, tras meses de espera y con retrasos acumulados, “se han enviado de golpe” a agricultores y ganaderos varias notificaciones de la mayoría de las ayudas agroambientales del año 2015, las incidencias de muchas de las cesiones de Pago Básico 2016 y las incidencias de la PAC 2016 con el envío de trámites de audiencia masivos (TAU) de 70.000 cartas en Andalucía. También, se han comenzado a emitir los TAUs del Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (SIGPAC) y un nuevo requerimiento a las sociedades para el cumplimiento del Agricultor Activo.

Asaja Córdoba se queja de que sé un plazo de diez días para contestar a una incidencia de hace dos meses

Asaja Córdoba afirma que “no es de recibo que seis meses después de acabar el plazo de la PAC y con un plazo tan corto de tiempo” se estén recibiendo todas estas notificaciones, entre las que llama la atención un trámite de incidencias de la campaña 2016, por correo certificado, con 10 días para contestar, cuando la información obrante de esa notificación es de fecha 20 de octubre, hace ya casi dos meses.

Además, Asaja afirma que “las entidades reconocidas no tienen acceso a la información actualizada de la web de gestión de la PAC 2016 (SGA), y ni tan siquiera la propia consejería les ha remitido los ficheros actualizados de esas incidencias para poder gestionar y resolver los trámites recibidos”.

“Esta situación no viene sino a ser una gota más que viene a colmar el vaso en la relación entre la Consejería de Agricultura y las entidades reconocidas de la PAC, que desgraciadamente y desde hace algunos años, se ha venido deteriorando por la tremenda carga burocrática que la consejería ha ido derivando en estas entidades, sin tener en cuenta en muchos casos sus opiniones, cuando son las que prestan la atención final y diaria a agricultores y ganaderos, que son al final los perjudicados”.

Para Asaja, muchos de estos trámites “podrían ser resueltos de manera más eficaz con una colaboración más estrecha entre la administración autonómica y las entidades reconocidas, lo que además supondría un ahorro de recursos económicos y de tiempo por parte de todos: administración-agricultores-entidades”.

La falta de personal en la Consejería incide en el colapso y retraso de muchas gestiones

Además, ese ahorro de costes podría repercutirse en incrementar el personal en los diferentes centros de la consejería, como por ejemplo las delegaciones territoriales, ya que “uno de los motivos que se argumenta desde la propia consejería para justificar los retrasos y el caos en la gestión de la nueva PAC es la falta de personal que vienen sufriendo como consecuencia de los recortes presupuestarios sufridos en los últimos años”.

PAC ANDALUCIA COLAPSO ASAJA CORDOBA 2“Esta falta de personal demuestra la falta de previsión de la consejería, pues desde hace ya cerca de dos años, todo el sector era consciente de la carga burocrática que iba a suponer la nueva PAC, y desgraciadamente son los agricultores y ganaderos andaluces los que están sufriendo esta carga administrativa y burocrática debido a la falta de medios, recursos e información que la propia consejería pone a disposición a pesar del convenio de colaboración que anualmente suscribimos”.

Toda esta situación provoca un mayor retraso en la Asignación Definitiva de los Derechos de Pago Básico debido al estado de los expedientes de la PAC 2015, de los cuales un año y medio después, muchos están sin solventar, como es el caso de aquellos ganaderos que alegaron al SIGPAC y, en concreto al Coeficiente de Admisibilidad de Pastos, que aún no han recibido resolución de las mismas “a pesar de las continuas promesas incumplidas por parte de la Junta de Andalucía”.

Por tanto, “se debería emplear estos esfuerzos en atender tanto desde las entidades reconocidas, como las delegaciones territoriales, los expedientes que realmente están afectados por incidencias tanto de la campaña 2015 y 2016; y que afectan al pago e incluso a la asignación definitiva de pago básico, en lugar de gestionar cartas que en la mayoría de los casos se podían evitar con una mejor organización”.

Todo ello, a pesar del “enorme esfuerzo” realizado por muchos de los  trabajadores de la Delegación de Córdoba y de la Consejería de Agricultura, y que desgraciadamente y debido a motivos presupuestarios, es el año que menos recursos humanos se han destinado en la Consejería de Agricultura para este cometido, a pesar de saber con antelación la carga de trabajo que iba a suponer estas nueva reforma de la PAC, sobre todo si se compara con la de 2006 cuando se introdujo el régimen de Pago Único y donde sí se hizo un esfuerzo humano importante por parte de la administración”.

Por todo ello, desde Asaja Córdoba instamos a la Junta de Andalucía a que tome las medidas oportunas para “planificar mejor la gestión de la PAC dotando del personal suficiente a la Consejería y a la Delegación de Córdoba para una óptima gestión de la PAC, para que se tenga más en cuenta la labor y la opinión de las entidades para una mayor coordinación de los trámites relacionados con la PAC y así poder atender correctamente a los agricultores y ganaderos de Andalucía con el fin de que la mayor parte de ellos puedan cobrar sus ayudas de la PAC con la menor demora posible”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here