El Gobierno regional ha suscrito un convenio de colaboración con la empresa Nuevos Cultivos para impulsar la investigación del pistacho, un cultivo alternativo que ocupa unas 12.000 hectáreas en Castilla-La mMancha, que suponen el 80% de la superficie nacional.

El acuerdo ha sido firmado por el director del Instituto Regional de Investigación Agraria y Forestal (IRIAF), Esteban García y por Carlos Suárez Morales, representante de Nuevos Cultivos, que es una de las principales comercializadoras nacionales de pistacho, ha informado en una nota de prensa la Junta de Comunidades.

Asimismo, ha indicado que la Consejería de Agricultura está muy interesada en impulsar iniciativas de investigación, innovación y experimentación del cultivo pistacho en el Centro de Investigación Agroambiental (CIAG), ‘El Chaparrillo’ de Ciudad Real, través del IRIAF, como organismo responsable de la investigación agroalimentaria regional.

La idea es que productores y empresas donen 0,05 euros por kilogramo del precio de venta para la investigación

La Consejería tiene interés en conseguir una marca colectiva del pistacho que represente a todo el sector y que sea referencia europea.

PISTACHO 2Es la primera vez que una empresa del sector apuesta por la colaboración público-privada como instrumento para reforzar y apoyar “la meritoria labor de los investigadores y técnicos de ‘El Chaparrillo’, para aumentar el conocimiento en torno a este cultivo y a la industria relacionada con él”, ha destacado García.

El modelo propuesto por Nuevos Cultivos se basa en una cooperación agricultor-empresa, ya que los productores que entreguen su pistacho a la empresa podrán optar por donar 0,05 euros por kilogramo del precio de venta de su producto para la investigación, mientras que la empresa se compromete a aportar otros 0,05 euros por kilo por cada donación.

El dinero recaudado servirá para financiar actividades de investigación para el sector, según las demandas de los propios pistacheros, ha explicado el director del IRIAF.

García ha precisado que se busca financiación para poder desarrollar un clon seleccionado del patrón autóctono denominado, ‘cornicabra’ o ‘terebinto’ y, además, adaptar nuevas variedades procedentes de otros países en Castilla-La Mancha.

El precio que paga “Nuevos Cultivos” al agricultor se sitúa entre los 5 y los 8,8 euros por kilo de producto seco y pelado, con arreglo al calibre, a los granos abiertos y si el pistacho es de cultivo ecológico, que es el mayoritario en la región.

La superficie cultivada ha experimentado un importante ascenso en Castilla-La Mancha, donde hay unas 12.000 hectáreas con una producción que ronda las 1.000 toneladas al año, principalmente en las provincias de Ciudad Real, Toledo y Albacete.

(Foto: Pistachos Ecologicos Ibericos.es)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here