Tras años de dificultades por las características del mercado textil, la lana extremeña de oveja merina vive un nuevo renacer gracias al interés de las firmas por la comodidad y seguridad de este producto en las prendas de vestir y calzado, potencial donde los ganaderos extremeños tienen puestas muchas esperanzas.

Aislante térmico del calor y del frío, biodegradable, antibacteriana, ignífuga y no alérgica, la lana se ha convertido en el objeto de deseo de las marcas deportivas, de aquellas dedicadas a vestir a ejecutivos y del calzado, según ha destacado a Efe el secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino, Antonio Granero.

En el caso de España, la asociación nacional ha llegado a acuerdos con empresas para apoyar o suministrar lana española, que en gran parte es extremeña, pues la comunidad copa en la actualidad el 70 por ciento del total de la producción estatal.

La entidad trabaja para suministrar lana de oveja merina desde a una firma mallorquina de calzado que se pretende establecer en Madrid, a una compañía de ropa para bebés, pasando por el sastre Paul García de Oteyza, entre otros empresarios.

En este último caso, Granero ha resaltado el gran número de sastres de Madrid que ofertan trajes con artículos de este material, dentro de una tendencia mundial también muy extendida en países anglosajones.

DESDE ZAPATILLAS HASTA LA ALTA COSTURA, TODOS SE FIJAN EN LA LANA EXTREMEÑA

De cómo las grandes marcas se han fijado en la lana lo atestigua, por ejemplo, el caso de Adidas, cuyo modelo de zapatillas de running “Ultra Boost” está elaborada en buena parte con lana merina.

La lana extremeña ya estuvo, además, a inicios del año pasado en los escaparates de medio mundo gracias a la firma Stradivarius, que decoró con trenzas y pompones de este material sus escaparates con motivo de las fechas navideñas.

A Granero no le consta que en el caso de la zapatilla de la firma deportiva alemana la lana sea extremeña, aunque no es descartable en absoluto, pero es muy difícil conocer el destino final del material una vez sale de España.

A este respecto, uno de los objetivos de la asociación es que la lana española no pierda su trazabilidad en ningún momento.

Otra de las metas de la entidad es que en España y en Extremadura se cree un tejido empresarial en los próximos años que dé cobertura a todas estas marcas y llegue también a la pequeña y mediana empresa nacional que desee fabricar con este material.

(Texto: José Luis Real / Efeagro)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here