El Gobierno de España quiere formar parte del “pelotón de cabeza” en el diseño de la nueva Política Agraria Común (PAC) y ser uno de los primeros países en presentar su plan estratégico para poder “contribuir” a escribir con la Comisión Europea el diseño de los mismos. Y dentro de ese Plan se apuesta por la ganadería extensiva como sector prioritario en los pagos vinculados, asegurar rentabilidad de las explotaciones, conceder la ayuda básica a la renta en base a un modelo regional simplificado con respecto al actual o que la Política de desarrollo rural debe ser una política trasversal y tener en cuenta como objetivo el hacer atractivo el medio rural para atraer población de forma estable.

Así lo ha puesto de manifiesto el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, tras celebrar un Consejo Consultivo monográfico sobre esta política, cuyo calendario está marcado por la incertidumbre del Brexit, las elecciones europeas de mayo y, dentro de España, los comicios autonómicos ese mismo mes.

A pesar de que el calendario inicial se retrasará y la nueva PAC no entrará en vigor hasta, al menos, 2022 ó 2023, el Gobierno y las comunidades han comenzado a redactar el Plan Estratégico, un trabajo “arduo” que iniciarán el próximo mes y que les llevará al menos dieciocho meses.

Debate sobre las directrices de la PAC, con los pagos directos y la limitación de los mismos y las ayudas a la renta

Luego será el turno de la Comisión Europea, ha dicho el ministro, que tardará al menos seis meses en evaluar este Plan Estratégico.

Planas ha insistido en la importancia de aprovechar la “gran oportunidad” del planificar de forma conjunta “el mayor paquete económico” de España y no ser, como en otras ocasiones, de los “países más retrasados”.

En este sentido, el ministro ha recordado que la PAC supone para España 6.600 millones anuales, unas ayudas que reciben casi 775.000 perceptores y que suponen el 60% de los fondos comunitarios que percibe España.

En el consejo se ha abordado el inicio del “debate político” en torno a las directrices de la PAC, con los pagos directos y la limitación de los mismos, las ayudas a la renta o la “arquitectura ambiental” de la nueva programación como algunas de las cuestiones particulares que se han debatido.

El ministro ha recordado su posicionamiento inicial de trabajar por una PAC fuerte que conserve su presupuesto, la elaboración de un plan estratégico en colaboración con las comunidades autónomas -que son las administraciones que tienen transferida esta competencia- y el apoyo al relevo generacional, así como la inclusión de la perspectiva de género.

Planas ha repasado las principales conclusiones a las que se ha llegado en la reunión, entre ellas, sobre la figura del agricultor genuino, ya que los asistentes se han mostrado a favor de dar “un trato diferente” a quienes tienen en su actividad principal a la agricultura o a la ganadería, “sin olvidar los agricultores pluriactivos”.

Eliminar los derechos históricos, ayudas a la ganadería extensiva y ubicar en el primer pilar los ‘ecoesquemas

También ha habido un “amplio consenso” en conceder ayuda básica y establecer un modelo regional simplificado.

Sobre la aplicación de la PAC de los derechos históricos, según el ministro una “mayoría de las comunidades se han posicionado a favor de eliminar” estas referencias.

También ha habido “casi unanimidad” en la redistribución de las ayudas y existe “cierto consenso” en considerar a la ganadería extensiva como sector prioritario en estos pagos vinculados.

El ministro ha asegurado que las comunidades también coinciden en abogar por una “mayor ambición” en la nueva PAC, pero a partir de “la necesidad de asegurar rentabilidad de las explotaciones”.

En cuanto a los conocidos como ‘ecoesquemas’, la mayoría de las comunidades, según Planas, apoya que se ubiquen en el primer pilar.

Para la política de desarrollo rural, el ministro ha señalado que hay coincidencia entre las comunidades en que debe ser un segundo pilar “transversal”, para conseguir atraer población de forma estable y poder ser “multifondo”.

En lo que se refiere a los jóvenes, Planas ha mencionado el compromiso en el diseño de medidas de acompañamiento para que los jóvenes permanezcan en el territorio.

El enfoque de género, la apuesta por la digitalización y la banda ancha en el territorio, así como el apoyo al sector forestal han sido otros de los puntos de coincidencia.

Preguntado sobre el Brexit, Planas ha lanzado un mensaje de tranquilidad pues, aunque saliera de forma abrupta de la UE, para este año las perspectivas financieras son las vigentes y los productores en España recibirán las ayudas “tal y como estaba previsto”.

Será después del cierre de 2020 cuando, en caso de que el Reino Unido salga finalmente de la UE, habrá que ver “cómo se reajusta presupuesto comunitario” destinado a la PAC.

2 Comentarios

  1. Todas las Comunidades Autónomas quieren mangonear los fondos de la PAC y este ministro al que le quedan 3 telediarios, pretende negociar la PAC del 2022 y 2023. Lo que hace falta es alguien que nos ahorre a todos estos intermediarios, que nos arruinan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here