La producción de almendras en la Comunitat Valenciana rondará aproximadamente las 6.500 toneladas en grano, lo que representa una reducción del 7% en relación a la campaña pasada, que fue de 7.010 toneladas, por culpa de varios factores, desde la xylella hasta la ausencia de lluvia.

Según un comunicado de la Unió de Llauradors i Ramaders, una de las mayores preocupaciones para los productores es en estos momentos la falta de precipitaciones y, en algunas comarcas del interior norte de Alicante, las heladas de febrero y marzo, que marcarán el descenso de producción en esa zona.

Uno de los retos que destaca la Unió en referencia a la preservación de la sanidad vegetal es la presencia de la Xylella fastidiosa en las comarcas del norte de Alicante, que provoca un arranque de almendros para poder erradicar esta bacteria.

Los precios actuales son de una media de 4,8 euros por kilo de grano, que “hacen inviable la producción de almendras en La Comunitat”

Asimismo, “si no se logra controlar” la plaga de “avispilla del almendro”, podría ser una de las principales causas de abandono del cultivo en determinadas zonas, y esto conllevaría un mayor riesgo de extensión de la plaga.

En referencia a los datos provinciales, la Unió destaca que en Alicante el descenso sería de un 10%, con una producción de 2.200 toneladas, y en Castellón, sería de un 28%, debido a la caída de producción en el Maestrat y la Plana Alta de más del 27 y el 25%, respectivamente.

En la provincia de Valencia, por su parte, se espera una producción de 2.500 toneladas, lo que supone un aumento del 21 % con respecto al año anterior, debido al “importante” aumento de las comarcas interiores, que el año pasado perdieron prácticamente toda su producción.

Los precios actuales son de una media de 4,8 euros por kilo de grano, una cifra que ha bajado un 35 % con respecto a los 7,3 euros por kilo del año pasado.

Estos precios han vuelto a los de hace cinco o seis años y “hacen inviable la producción de almendras en La Comunitat”, en la que “predomina el cultivo en secano con rendimientos muy inferiores a los de regadío”.

La Unió ha pedido a las administraciones que acometan “de una vez por todas y con presupuesto adecuado”, un plan de reestructuración que modernice el sector y lo adapte a las nuevas variedades “más productivas y rentables”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here