La solución a los problemas de pasto de los ganaderos afectados por los incendios forestales en el Bierzo y la Cabrera se ofrecerá de manera individual, analizando caso por caso, y nunca de manera general.

Es el compromiso arrancado al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, por directivos de León de la organización agraria Asaja, que le han planteado los problemas que tienen los ganaderos que aprovechaban en régimen de extensivo los pastos arrasados por los grandes incendios de este año en El Bierzo y La Cabrera.

Muchos de los ganaderos afectados no disponen de otros pastos, por lo que alimentan a su ganado con piensos y forrajes

La normativa actual impide el pastoreo y la declaración como superficie elegible para ayudas de la PAC durante un periodo de cinco años de los pastos afectados por un incendio forestal.

Según ha informado a Efe José Antonio Turrado, secretario general de Asaja, el consejero se ha comprometido a que su departamento va estudiar caso por caso, para darle una solución individual y no general, una postura que ha merecido la comprensión del dirigente agrario.

A su juicio, no puede recibir el mismo tratamiento un terreno que pertenezca a una zona boscosa que las extensiones de planos más bajos e uniformes.

Por ello, Asaja va a propiciar que los ganaderos afectados puedan plantear ante la Consejería cada caso y el próximo miércoles, día 27, celebrarán un encuentro en el ayuntamiento de Truchas, al que asistirá el presidente regional de Asaja, Donaciano Dujo, y en el que se debatirá también los problemas derivados de las exigencias del saneamiento ganadero y la de la cabaña de vacuno en extensivo.

Muchos de los ganaderos afectados por los incendios forestales del Bierzo y La Cabrera no disponen de otros pastos, por lo que llevan varios meses alimentado su ganado con piensos y forrajes adquiridos fuera de la explotación con un importante coste añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here