El Centro Tecnológico Agroalimentario de Lugo (CETAL), con la colaboración de entidades como Abanca o la Diputación Provincial, ha organizado una jornada para formar a los agricultores y ganaderos lucenses con respecto a las nuevas tecnologías que se están aplicando en estos momentos, como el uso de fotos por satélites, para mejorar el rendimiento de la cosecha de maíz.

En declaraciones a Efe, el director gerente del CETAL, Javier Bueno, explicó que en estos momentos los agricultores tienen a su disposición herramientas tecnológicas de última generación para optimizar su cosecha de maíz forrajero, fundamental en el rendimiento económico de las explotaciones intensivas dedicadas a la producción de leche.

En la actualidad, aclaró, “existen herramientas digitales muy útiles para planificar la siembra del maíz”, como el uso de “fotos obtenidas por satélites”, dado que al analizar esas imágenes los agricultores pueden obtener una valiosa información sobre el comportamiento de la cosecha “en cada una de las zonas de la parcela sembrada” en “temporadas anteriores”.

Esas fotografías, manifestó, permiten analizar al detalle el comportamiento de la cosecha en cada parcela, para ver cuáles son las áreas en las que la misma simiente obtiene los mejores rendimientos, una información valiosa para que los ganaderos puedan planificar el sembrado.

De hecho, Javier Bueno recordó que “la simiente es cara” y representa uno de los gastos importantes a los que tienen que hacer las explotaciones de leche a lo largo de la campaña, por lo que sus titulares tienen “que optimizarla”. De esta forma, “pueden dedicar más simiente a la zona más productiva”.

Además, recordó, hay nuevas “máquinas en el mercado que permitir sembrar a doble velocidad” y, por lo tanto, reducir el tiempo de trabajo a la mitad, además de ofrecer a los agricultores la opción de variar la cantidad de simiente.

Bueno sostuvo que jornadas como las que hoy se están desarrollando en Castro están pensadas para que las granjas puedan mejorar la producción propia de forrajes y reducir, de ese modo, los costes de explotación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here