La varroasis, la PAC, la rentabilidad de las explotaciones y la vespa velutina fueron los temas sobre los que se centró la jornada sobre el sector apícola que organizaba ayer, día 25 de octubre, UAGA COAG en Zuera.

Angel Díaz, Responsable del Sector Apícola de COAG, resaltó que los tratamientos y productos autorizados en España contra la varroa cada vez son menos eficaces por las resistencias creadas y que hay que exigir la autorización de productos más efectivos. Además, hizo hincapié en la necesidad de llevar una trazabilidad de la cera, aspecto en el que  está trabajando COAG.

Según la organización, en relación con la PAC y la medida agroambiental apícola es necesario el apoyo decidido y claro hacia este sector con una política agroambiental específica y estudiada que compense la labor medioambiental que realiza este sector.

La única forma de dar la vuelta a estas previsiones es poner en marcha una serie de medidas preventivas

Manuel Barquín, de COAG Cantabria, comunidad en la que hace tiempo tiene presencia la Vespa velutina, por su parte, trató de su correcta identificación, su ciclo biológico, de su distribución actual que está muy condicionada por la existencia de humedad y la altitud, de ahí la importancia de los ríos en su difusión, así como los efectos sobre los ecosistemas e mostró cómo se hace una una trampa casera a contra la velutina con una simple botella de plástico y dos agujeros confrontados y con una solución azucarada.

En Aragón ya se han identificado varios nidos de vespa velutina que podría llegar a colonizar toda la península ibérica en el plazo de 10 años. La única forma de dar la vuelta a estas previsiones es poner en marcha una serie de medidas preventivas.

Entre éstas, la organización propone las encaminadas a la vigilancia de avistamiento de nidos así como dotar a los apicultores de los medios y conocimientos necesarios para la instalación de trampas de selección física en sus colmenares. También se debería de establecer un protocolo de actuación para la destrucción de nidos, de forma que se disponga de los medios necesarios cuando llegue el momento.

En este sentido, UAGA ha solicitado una reunión con el Jefe de Servicio de Biodiversidad de la Dirección General de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón en la que trasladará sus propuestas para dicho control.

En Aragón hay 1.558 explotaciones apícolas con un total de 118.492 colmenas y para su mantenimiento UAGA considera que se requiere la colaboración de agentes medioambientales, apicultores y bomberos (exterminio de los nidos).

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here