La exportaciones de alfalfa deshidratada han aumentado un 2,4% en el primer semestre del año, hasta alcanzar las 497.438 toneladas.

Según ha informado la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA), durante este periodo se han producido ventas a 40 países y Emiratos Árabes continúa siendo el principal destino con algo más de 200.000 toneladas, seguido de China, con más de 50.000 toneladas.

De acuerdo a sus datos, a continuación figuran Francia (30.000 t), Italia (26.000 t) y Jordania (25.000 t), El Libano (22.000 t), Marruecos (18.600 t), Portugal (15.150 t), Irán (14.800 t) y Qatar (14.000 t).

Desde la AEFA destacan el crecimiento experimentado en el volumen exportado hacia El Libano, con un crecimiento del 288% respecto al primer semestre de 2017.

Según ha explicado la asociación, la exportación se ha convertido en “pilar fundamental” en el sector del deshidratado, pero la industria continúa destinando un tercio de la producción al mercado nacional. El 90% del cultivo de alfalfa se concentra en el Valle del Ebro y Castilla y León.

De igual forma, cabe destacar ,en el sector forrajes, las salidas con destino a Europa está provocando una bajada de los stocks con el consiguiente incremento de los precios de la alfalfa paquete rama y deshidratada en la Lonja de León, con subidas de hasta seis euros por tonelada en la últimas sesiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here