Las mujeres rurales deciden

0
45
Lola Merino Chacón / Presidenta Nacional de AMFAR
Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural

“Las Mujeres Rurales Deciden” es el lema elegido por AMFAR (Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural) para conmemorar el 15 de octubre, Día Mundial de las Mujeres Rurales.

Un lema escogido para que los seis millones de mujeres rurales españolas reclamen el derecho a decidir su presente y su futuro. Mujeres que deben ser escuchadas en el diseño de las políticas, en la toma de decisiones y en los foros de participación social. Mujeres que deben ocupar el lugar que se merecen y ser las protagonistas del desarrollo rural.

Nuestra España rural ha descendido en los últimos tres años, a un ritmo de 45.000 habitantes por año lo que ha generado que la despoblación, el envejecimiento y la masculinización sean los grandes retos a batir en la actualidad. Desde AMFAR tenemos claro que las mujeres son la mejor garantía para que nuestro mundo rural se mantenga vivo y dinámico, pero para ello hay que contar con la participación, la voz y la aportación de las mujeres.Un derecho que vemos vulnerado, incluso, por las propias instituciones públicas, que tienen la obligación de velar por la igualdad de oportunidades y sobre todo, de proteger a los colectivos que sufren mayor desigualdad. Un ejemplo claro es el que hemos denunciado desde AMFAR recientemente en Castilla-La Mancha, donde el Gobierno regional pretende elaborar una Ley de las Mujeres Rurales sin contar con las mujeres rurales. Una actitud que nos devuelve al Absolutismo o Despotismo del Siglo XVIII en el que los gobernantes tomaban las decisiones bajo la consigna de “Todo por el pueblo, pero sin el pueblo” y donde no se permitía ni criticar ni juzgar las decisiones tomadas.

Desde AMFAR vamos a defender el derecho de las mujeres a opinar, a decidir y determinar su presente y su futuro. Vamos a trabajar para ocupar el lugar que nos corresponde, sin privilegios, ni prebendas. Solo queremos opinar y decidir sobre lo que nos afecta de lleno.

Las mujeres rurales somos la pieza angular para devolver la vida, la prosperidad y el dinamismo al 90% del territorio español. Somos las garantes del futuro de los municipios rurales, un futuro que depende del lugar que ocupemos en el presente.

Desde AMFAR apostaremos para que las mujeres ocupen el centro de las políticas de desarrollo rural, para que estas políticas promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, que generen empleo de calidad, fomenten la incorporación femenina al sector agrario, que las conviertan en líderes del emprendimiento, que garanticen los servicios sociales, el acceso a las nuevas tecnologías, la reducción de las diferencias retributivas y la corresponsabilidad en el reparto de las tareas familiares y domésticas.

Además, trabajaremos para incorporar más mujeres a los órganos de decisión donde la presencia de mujeres es escasa y en ocasiones, prácticamente testimonial. Como es el caso de los Consejos Rectores de las Cooperativas Agrarias, en los que las mujeres representan tan solo el 5%, mientras que las titulares de explotaciones agrarias rondan ya el 30% y las perceptoras de la PAC representan el 37% del total nacional.

La presencia de mujeres en la política española también evidencia una brecha en materia de igualdad en la toma de decisiones. El porcentaje de mujeres alcaldesas roza el 20%, las tenientes de alcalde el 40%, si bien las concejalas son las más numerosas con un porcentaje que alcanza casi el 38% del total de ediles de los más de 8.100 ayuntamientos españoles.

Pese a estas circunstancias, las mujeres rurales han demostrado su coraje, sobre todo en los años más duros de la crisis económica, donde las mujeres rurales representaron el 54% del total de los emprendedores españoles. Mujeres valientes que decidieron salir de casa y ponerse al frente de pequeños negocios que sustentaran su renta familiar.

Por esto, en este Día Mundial de las Mujeres Rurales quiero aprovechar para resaltar el talento de tantas mujeres valientes, emprendedoras, que defienden con orgullo ser rurales y que quieren seguir viviendo en el pueblo que les vio nacer. En este camino, AMFAR y yo misma, tenemos el compromiso de defender nuestros derechos y debemos dejar claro que las mujeres rurales deciden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here