Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA han trasladado este miércoles 6 a la nueva consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, sus reivindicaciones centradas en la defensa de una PAC fuerte y sin recortes de fondostras reunirse con ella… por separado.

En un comunicado Asaja-Andalucía ha informado de que su presidente, Ricardo Serra, y el comité ejecutivo de la organización han demandado a Carmen Crespo que tenga un papel activo en la defensa de una Política Agraria Comunitaria “fuerte, común, sin recortes y con ayudas directas basadas en derechos y regiones”.

También le ha pedido un “giro radical” en la gestión del plan de desarrollo rural para evitar que Andalucía pierda fondos, puesto que hasta ahora se ha caracterizado por la “ineficacia y los retrasos”, así como medidas para favorecer el relevo generacional en las explotaciones agrarias.

Respecto a la gestión del agua, Asaja le ha trasladado la necesidad de contar con una política hidráulica que de estabilidad y cohesión, que evite el “uso partidista” del agua y que acometa la modernización, el incremento de superficie y de capacidad y la reducción de los costes energéticos.

También se ha reunido la consejera con la ejecutiva regional de la COAG-A, encabezada por el secretario general, Miguel López, quien le ha planteado la necesidad de mayor coordinación en la nueva estructura de la Consejería, que suma las competencias de Medio Ambiente y Agua, así como la eliminación de trabas administrativas y la agilización de las gestiones y trámites.

Igualmente, ha reclamado que Andalucía no pierda fondos de la próxima reforma de la PAC, ya que, según la COAG, es la principal región agraria de Europa y “no puede volver a ser la gran perjudicada en la reforma de la PAC”.

Por su parte, los representantes de la UPA Andalucía han demandado a la consejera que se mantenga el diálogo y retomar la Ley de Agricultura y Ganadería de Andalucía, que quedó consensuada en la anterior legislatura a falta solo de aprobación por el Parlamento Andaluz.

Además, ha abogado por luchar contra las desigualdades en la cadena de valor con medidas que fomenten la concentración de la oferta en el sector primario para “ganar dimensión y fuerza en la conformación de los precios frente a la industria y la comercialización”.

También ha defendido la UPA una gestión más eficaz del agua dado su escasez y la importancia que tiene para la agricultura andaluza, en la que el regadío supone en torno a un 25% de la actividad cultivada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here