La Unión de Campesinos de Castilla y León ha advertido del peligro de la entrada masiva de lechazos de otros países a los mataderos de Castilla y León que puede dar lugar a engaños en su identificación y pide que se haga una especial vigilancia en la trazabilidad de los productos de Castilla y León “para que a nuestros hogares llegue el producto que realmente queremos comprar.”

La oprganización agraria recuerda que estas prácticas pueden ser la puntilla para un sector muy afectado por los bajos precios que perciben y por el incremento en el precios de los imputs –en especial el precio del pienso que se ha incrementado en torno al 9%- tirando los precios del productor de Castilla y León por los suelos.

Por ello, la Unión de Campesinos de Castilla y León exige que durante estas fechas, se preste una especial atención a la venta de productos alimenticios y se incrementen los controles en la trazabilidad de los lechazos y exige “una mayor transparencia en el etiquetado que permita identificar de forma clara y concisa el origen de los lechazos que compramos, que permita al consumidor elegir cómodamente y correctamente lo que desea comprar”.

Los fraudes en los lechazos durante estas fechas navideñas se incrementan habitualmente para enfado del sector al aumentar exponencialmente el consumo de alimentos, por eso es importante que el etiquetado sea adecuado, claro y visible, incluso cuando la venta del lechazo sea en canal, para evitar el fraude al consumidor.

Igualmente esta organización agraria pide un control exhaustivo en la trazabilidad de los lechazos, que evite la venta ante la entrada masiva de lechazos de otros países como si fuera lechazo de Castilla y León, ya que se trata de uno de los fraudes más comunes en estas fechas, debido fundamentalmente al elevado coste que alcanzan durante estas fechas navideñas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here