La Asociación de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante considera una “grave burla” la actuación que está teniendo Agroseguro de no contemplar como inundación/lluvia torrencial el episodio climático que asoló la zona de la Vega Baja (Orihuela y pedanías) a mediados del mes de diciembre, hasta el punto que llevarán a los tribunales a Agroseguro por los expedientes que se han quedado sin indemnización.

Desde ASAJA Alicante denuncian “la manipulación y consideramos vergonzoso que, después de declararse zona gravemente afectada por una Emergencia, o lo que es lo mismo, zona catastrófica, el sistema nacional de seguros agrarios decida mirar hacia otro lado y dejar tirados a muchos agricultores que han tenido daños y que tenían suscrito un seguro que contempla los perjuicios por inundación y lluvia torrencial”, lo que les ha llevado a denunciar en los tribunales a Agroseguro.

 La asociación reunió a su junta de Orihuela y agricultores de la zona para valorar la situación y los perjuicios que se han producido como consecuencia de las inundaciones y lluvias torrenciales registradas en diciembre. En la reunión se puso de manifiesto el malestar y la decepción creciente de muchos agricultores afectados. Al respecto, la junta directiva de ASAJA Orihuela decidió poner a disposición de los citricultores los servicios técnicos y jurídicos de forma gratuita para que los afectados sean indemnizados finalmente.

” No es de recibo que nos quieran aplicar la letra pequeña sin ningún tipo de rigor técnico, agronómico y de forma onerosa”

Los técnicos de la organización consideran que muchos de los agricultores que tienen contratado el Módulo P del seguro de Cítricos tienen derecho a que se les periten los daños y que cobren las indemnizaciones correspondientes. “Es innegable y una burla por parte de los técnicos de Agroseguro que lo que sucedió en esas fechas en amplias zonas de Orihuela y comarca no se contemple como inundación y lluvia torrencial. No es de recibo que nos quieran aplicar la letra pequeña sin ningún tipo de rigor técnico, agronómico y de forma onerosa”, denuncian desde la organización.

Por eso, ante el aluvión de dudas y quejas que registran diariamente por los afectados, la organización ha decidido firmar como “no conforme” las actas de peritación de Agroseguro por los daños de las lluvias y llevar a los tribunales a Agroseguro y denunciar en bloque los expedientes.

Asaja Alicante considera “una grave falta de respeto que hayan venido a Orihuela diferentes representantes políticos para hacerse la foto de rigor de los periódicos y llenarse la boca declarando la zona como catastrófica y, ahora, nos dejen tirados de esta forma tan descarada y no respondan ni tomen medidas ante la actuación del Sistema Nacional de Seguros Agrarios, y más aún, en esta comarca que tiene una naturaleza eminentemente agrícola. Resulta una auténtica contradicción que sí se hayan aprobado ayudas y presupuestos para reparar enseres, caminos públicos… y que haya medidas extraordinarias para los municipios, y no se tengan en cuenta los daños agrícolas y de cosecha, los cuales ya estimó la Conselleria de Agricultura en más de 200 millones de euros, de los que un 80% se han producido en cultivos, principalmente en cítricos y hortalizas”.

También hace hincapié la organización que “es paradójico que en el olivar si estén abonando los daños a los asegurados porque son pocos expedientes. El problema es que, en cítricos, con las mismas condiciones, no se están pagando en muchos casos, y parece que la única razón es que el volumen de afectados es superior. Consideramos desleal que, ante esta situación climática extrema, se mire más por la cuenta de resultados de una compañía que es semipública que por sufragar y compensar los daños extraordinarios que han sufrido los agricultores en la comarca agrícola más importante de la provincia”.

Por su parte, el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte, que respalda llevar a los tribunales a Agroseguro, ha dejado claro que “quiero manifestar mi malestar e impotencia con el Ministerio de Agricultura y Agroseguro por dejarnos tirados en una situación tan excepcional como esta, en la que los daños en cosecha de cítricos son muy significativos. No se puede comprender que no consideren este evento climático como inundación y lluvia torrencial para evitar pagar los seguros suscritos. La decepción e indignación de los productores es grande. Es lamentable que tengamos que acudir a los tribunales cuando la gente que tiene su póliza en vigor debería de cobrar de manera automática ¿si esto no es inundación y lluvia torrencial, entonces qué es?, ¿de qué estamos hablando? No me imagino cuando se produjo el terremoto de Lorca a los peritos haciéndole rebaja a los afectados. Pues eso es lo que está ocurriendo aquí, un hecho que debería sacarles los colores a todos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here