Mucho se está hablando del impacto que el Brexit tendrá en las ayudas de la PAC en la Unión Euorpea, pero poco de su efecto en Gran Bretaña. Por eso,  el Secretario de Medio Ambiente del Reino Unido Michael Gove, ha anunciado que creará una PAC británica, dotada con unos 3.000 millones de libras (la misma cantidad que perderá Europa cuando se vaya el Reino Unido) con condiciones similares a las que ahora quiere imponer la CE a los agricultores y ganaeros europeos. Así, solo se pagará fondos públicos a los agricultores que brinden beneficios públicos, como hábitats de vida silvestre o una mejor calidad del suelo, en el marco de esa reorganización posterior al Brexit en las políticas agrícolas.

El Secretario de Medio Ambiente del Reino Unido, que habló en dos conferencias agrícolas en Oxford, también prometió que los subsidios de la UE continuarían en los mismos niveles que ahora para la mayoría de los agricultores hasta el 2024, bajo lo que efectivamente será un período de transición de cinco años, pero dejó abierta la posibilidad de que los pagos tengan un tope para algunas de las granjas más grandes, tal y como plantea ahora la UE.

Los agricultores británicos reciben unos 16.800 euros de media al año de los pagos directos y del desarrollo rural de la UE

La Política Agrícola Común (PAC) de la Unión Europea ha sido durante mucho tiempo un tema controvertido, ya que representa aproximadamente el 40% del presupuesto total de Europa y la mayor cantidad de dinero se destina a los terratenientes más grandes y ricos.

Según la política, adoptada por todos los estados miembros de la UE, los agricultores británicos reciben alrededor de 3.400 millones de euros al año en fondos públicos.

En el discurso , Gove criticó el sistema “fundamentalmente defectuoso” que se implementó para “otro mundo” después de la Segunda Guerra Mundial. “Creo que el dinero está mal gastado. En última instancia, el dinero público debería destinarse a personas que están pensando mucho y trabajando duro para garantizar que nuestro entorno se mejore”, dijo.

Por eso, ha efendido que ante esta nueva PAC británica, “si vamos a gastar 3.000 millones de libras, entonces ese dinero debería ser una inversión en el futuro en lugar de un incentivo para continuar tal como lo han estado haciendo las personas”.

De promedio, los agricultores británicos obtienen alrededor de 15.000 libras (16.800 euros) al año de los pagos directos y un fondo de desarrollo rural de la UE. Para algunos, los pagos directos representan el 70 por ciento de sus ingresos, por lo que un futuro sin pagos haría de la agricultura una opción insostenible para ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here