En 2016, 737 agricultores franceses se han suicidado. Casi dos cada día. Por eso, cincuenta agricultores del Lot-et-Garonne salieron este lunes 23 a la calle para denunciar públicamente esta realidad y el drama de estos suicidios en el centro de la ciudad de Agen. Una protesta en la que gritaron en voz alta sus sentimientos de angustia y abandono.

Y es que la cifra de suicidios es de vértigo y todo por una cuestión ecónomica, ya que se sienten agobiados económicamente por las pérdidas en sus explotaciones y las deudas, a la vez que muchos se sienten abandonados por el gobierno.
Con sus tractores en una fila, según recoge ladepeche.fr, con remolques cargados con estiércol y paja fardos, a pie de un tractor y un megáfono en la mano recordaron la desesperación del mundo agrícola: “Estamos aquí hoy porque hemos perdido compañeros, colegas, amigos. Hay que repetir estos números: 737 de nuestros amigos se han suicidado en 2016. Este es el doble de mi ciudad”, señala el agricultor Eric Tovo, que también aprovechó la oportunidad para denunciar la laxitud de las autoridades.
Asimimso, denunciaron que el ingreso agrícola medio en 2016 es de 638€. En la manifestación se pudo ver mezclados a veteranos con jóvenes agricultores, todos juntos luchando cada día para sobrevivir. Para hacer oír sus voces, se sentaron en frente de la prefectura para luego dirigirse a la Dirección Departamental de los territorios (DDT), el MSA y la permanencia de Lousteau MP y el senador Tandonnet, para expresar su ira.
En la procesión, Raymond Girardi, diputado provincial y presidente de la Comisión de Agricultura, acudió a apoyar a los agricultores. “No podemos no aceptar su ira, su consternación por esta ola de suicidios. Necesitamos que el gobierno asuma sus responsabilidades. Ellos son los que nos alimentan “.

(Fotos:sudouest.fr)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here