Aunque se mantiene la tónica de subida en los precios de los cereales, el enfado de los agricultores se incrementa a más ritmo que los propios precios, ya que consideran que no están aumentando al nivel que debieran y en función de los cambios de cotizaciones que se están dando a nivel internacional. Y buena prueba de ello es que, por ejemplo, en Alemania se ha vuelto a recortar la previsión de trigo en casi dos millones y medio de toneladas, situándola en seis millones menos que la de hace un año, en la misma línea que en el resto de Europa.

Esta semana no ha sido posible conocer los datos oficiales de la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (ACCOE) de los precios de los cereales, por lo que la única referencia de esta semana es la Lonja de Salamanca, donde ha vuelto a subir este lunes los cereales de invierno, aunque de manera más moderada que el pasado lunes por el “freno” de los compradores, como recoge lagacetadesalamanca.es.

En concreto, el presidente de la mesa ha subido en esta sesión tres el trigo (189 euros), dos la cebada (177) y uno solo la avena (133), mientras que el centeno (162) y el triticale (176) repetían. En la sesión, los agricultores han seguido defendiendo la tendencia alcista del mercado donde, según afirman, se hacen operaciones más caras que lo que refleja la tablilla.

En este sentido, se ha defendido un frenazo de acuerdo con el último informe del USDA, aunque, a finales de semana, Chicago aumentó los precios. Sin embargo, esta subida no ha llegado al mercado nacional, ni mucho menos, o al menos en la medida que algunos agricultores querrían.

De igual forma, cabe destacar que mientras queen la Lonja de Salamanca los precios de los cereales subían con moderación, en la Lonja de Barcelona se situaban hasta 22 euros por encima de la de Salamanca, sumando otros costes añadidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here