Tras varios meses de asaltos constantes a los supermercados franceses que vendía vino español, los viticultores galos han optado por endurecer nuevamente sus protestas y el pasado jueves 27 asaltaron un camión cisterna derramando su carga en la carretera, lo que ha provocado una queja formal del Gobierno español no sólo ante el Ejecutivo francés sino ante la CE por estos ataques al vino español.

Los hechos ocurrieron en Sallèles de l’Aude, al sur de Francia, en uno de los ‘controles’ sorpresa que realizan los agricultores galos para frenar la llegada de vino español a las propias bodegas de ese país, algo que ya ha provocado numerosos incidentes con asaltos a las propias bodegas incluido.

Exteriores insiste en quejarse a Francia; Agricultura en sentarse a hablar en un comité mixto

En un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores español, el Gobierno señala que estos hechos son motivo de preocupación, ya que representan “una violación flagrante” de principios “básicos” de la Unión Europea, como la libre circulación de mercancías y otros referidos a la propiedad y seguridad de los bienes y las personas.

El Gobierno español trasladó oficialmente a Francia su protesta instándole a que adopten todas las medidas oportunas para evitar este tipo de hechos e informó a la Comisión Europea.

La frontera entre Francia y España registra desde hace unos meses este tipo de actos contra el vino español, por los que el Gobierno de Madrid presentó ya en enero una dura queja ante autoridades francesas y, con posterioridad, también a finales de marzo.

Sin embargo, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente se aboga más por crear un comité mixto hispano-francés para sentarse a dialogar y buscar soluciones que por recurrir a protestas más contuenentes. Por contra, Cooperativas y organizaciones agrarias sí han expresado su enérgica protesta y condena por los nuevos ataques al vino español en Francia y reclamado medidas más fuertes para ponerles freno.

Supermercados y camiones han sido asaltados, en anteriores ocasiones, por personas armadas con mazas, bates y hachas y son miembros del Comité de Acción Vitícola (CAV) y del sindicato agrario Jóvenes Agricultores del Gard-JA30.

Los viticultores del sur de Francia se quejan de la supuesta “competencia desleal” de los vinos de origen español que se venden como caldos procedentes de la región de Occitania (sur).

(Fotos: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here