Retirar enjambres y panales de abejas que se han construido en lugares poblados, donde pueden resultar peligrosos para los ciudadanos, ha sido el objetivo del curso sobre intervención apícola que, por segundo año consecutivo, ha organizado en el mes de julio la Escuela de Protección Ciudadana, organismo dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Un total de 20 bomberos procedentes de diversos parques de la región se han formado, tanto de manera teórica como práctica, en la detección, manipulación y retirada de aquellas colmenas que las abejas han elaborado en lugares cercanos a viviendas o lugares de paso público y que pueden poner en peligro a los vecinos de la zona.

Así, en esta actividad formativa, los miembros de los cuerpos de extinción y rescate pudieron realizar prácticas reales con una colmena que, ex profeso, se instaló en los terrenos de la Dirección General de Protección Ciudadana y que sirvió a estos 20 alumnos para aprender a manipular dichas colmenas.

Este es uno de los cursos que la Escuela de Protección Ciudadana ha llevado a cabo durante el mes de julio, en el que, además, se han desarrollado otras seis actividades formativas destinadas también a los voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil y a integrantes de otros grupos que actúan en situaciones de emergencia.

Han sido un total de 170 los alumnos que han pasado por las aulas de la Escuela durante julio, de los cuales la mayor parte han sido voluntarios de las agrupaciones, un total de 120, que han participado en los cinco cursos desarrollados para este colectivo.

Entre estas actividades destinadas a los voluntarios de Protección Civil, han tenido lugar tres cursos cuyo fin ha sido la obtención de certificados de profesionalidad en transporte sanitario, por una parte, y de atención sanitaria a múltiples víctimas y en catástrofes, por otra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here