Asaja-Jaén coordina un grupo operativo que durante dos años investigará la agricultura de precisión en el olivar mediante el uso de sistemas aéreos no tripulados (drones). Los drones volarán sobre fincas de olivar de Jaén, Córdoba, Almería, Granada y Málaga para analizar, entre otros parámetros, el estado de maduración de la aceituna, el grado de humedad del suelo o la aparición de plagas.

En el proyecto, que se ha presentado este jueves 3 en la sede de la organización, participan, además la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial (FADA), la Universidad de Jaén y la Fundación Caja Rural, a través de su laboratorio Olivarum y colaboran también el Ifapa (Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera) y las Asaja de Málaga, Almería, Córdoba y Granada.

Su objetivo es hacer las fincas más eficientes y respetuosas con el medio ambiente además de mejorar la rentabilidad de los agricultores y reforzar los lazos entre la investigación y el mundo rural.

El proyecto se financia a través del Plan de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020 y contará con un presupuesto de 300.000 euros.

El Grupo Operativo “Proyecto I+D+i Agricultura de precisión en el olivar usando Sistemas Aéreos No Tripulados” es uno de los grupos operativos más ambiciosos e innovadores de Andalucía en el que se estudiará la aplicación de los RPAS (drones) a la agricultura de precisión y, más concretamente al cultivo del olivar.

El delegado Provincial de Agricultura, Juan Balbín, ha destacado la importancia de los cuatro grupos operativos que se van a constituir en la provincia, así como la labor del de Asaja-Jaén para innovar en nuestro cultivo.

Una vez realizada la campaña de vuelos, se llevará a cabo el procesamiento de datos para obtener información útil sobre el estado del cultivo

El proyecto parte de una idea de Asaja-Jaén y de su convicción de que el uso de las nuevas tecnologías es fundamental para hacer más eficaz, eficiente y respetuoso con el medioambiente al cultivo del olivar, el proyecto tiene como objetivos mejorar los resultados económicos de las explotaciones y facilitar su reestructuración y modernización.

La organización agraria se encargará de la coordinación y difusión del proyecto, con jornadas, publicando artículos científicos y realizando labores de información sobre los avances del proyecto, tanto a mitad de la investigación como al final.

FADA será la encargada de realizar los vuelos con drones en fincas de olivar de las provincias de Jaén, Málaga, Almería, Granada y Córdoba, y diseñará el sistema UAS o dron que se utilizará en estos vuelos.

Una vez realizada la campaña de vuelos, se llevará a cabo el procesamiento de datos para obtener información útil sobre el estado del cultivo, así, se determinarán deficiencias nutricionales, el estado óptimo de maduración de la aceituna para su recolección, información del estado del suelo, la detección de posibles plagas, etc.

Los técnicos del Laboratorio Olivarum, de la Fundación Caja Rural, realizarán un estudio de campo, recogiendo muestras de suelo, hojas y aceituna con el fin de analizarlos y compararlos con los obtenidos por el dron, datos que se derivarán a la Universidad de Jaén.

Por su parte, el Ifapa establecerá un modelo que permita determinar el momento óptimo de recolección del fruto en función de su contenido graso y las características del aceite a partir de las imágenes espectrales tomadas mediante drones.

(Foto principal: Nao Grupo de Comunicación, SL)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here