La Unión de Ganaderos, Agricultores y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (UGAMA) denuncia  “la indiferencia y pasividad de ADIF” alegando que los accesos a la línea férrea Cercedilla-Puerto de Navacerrada-Cotos no están vigilados que supone un peligro para sus propios viajeros y para los usuarios de las carreteras cercanas con la presencia de animales como vacas, caballos o, incluso, jabalíes.

UGAMA señala que desde la declaración, hace 5 años, del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Gobierno Regional, Ayuntamientos de Cercedilla, Navacerrada y ganaderos han hecho un esfuerzo en mantener la seguridad de los accesos al parque, en especial el Puerto de Navacerrada. Sin embargo, este esfuerzo no ha dado el resultado previsto ya que la línea férrea que atraviesa el Parque Nacional no ha acompañado con ninguna medida adicional, permitiendo la irrupción tanto de ganado doméstico como de fauna salvaje en los andenes de las estaciones de Camorritos y Navacerrada.

La organización denuncia que este hecho se ha convertido en habitual y resulta normal que los viajeros, mientras esperan el tren se encuentren con la invasión de los andenes de todo tipo de animales tanto vacas como caballos, e incluso jabalíes, con todo el peligro que esto supone.

ADIF “ni sabe ni contesta, ni quiere dar autorización para acometer las medidas necesarias…”

Además, por dichas estaciones los animales también acceden a la carretera de Camorritos y M-601 de gran intensidad de tráfico.

Ugama ya dio conocimiento hace un año de estos hechos al jefe de Área de Mantenimiento de Adif- Madrid con el fin de intentar poner una solución al problema. “Hasta ahora no hemos tenido respuesta alguna, de igual forma que con el Ayuntamiento de Cercedilla conocedor y preocupado por el problema, y con idéntico resultado, a juzgar por los nulos avances conseguidos.” – se lamentan desde la organización.

La Guarderia Forestal, Policía local, Guardia Civil, Ayuntamientos y ganaderos de la zona están en permanente alerta ante las numerosas llamadas que reciben al 112 denunciando estos hechos mientras que Adif, critican desde UGAMA, “ni sabe ni contesta, ni quiere dar autorización para acometer las medidas necesarias, posiblemente sin ningún coste económico o muy escaso y de una gran mejora de seguridad ciudadana, que de no ejecutarse rápidamente puede generar alguna desgracia personal”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here