El Consejo de la Unión Europea (UE), que representa a los países comunitarios, adoptó este lunes 17 un nuevo paquete temporal de preferencias comerciales con Ucrania encaminado a favorecer la entrada de productos de este país en los Veintiocho sin pagar aranceles.

Las medidas consisten en cuotas anuales adicionales de importación sin aranceles para miel natural (2.500 toneladas), tomates procesados (3.000 toneladas), zumo de uva (500 toneladas), avena (4.000 toneladas), trigo (65.000 toneladas), maíz (625.000 toneladas), cebada (325.000 toneladas), avena a medio moler y gránulos de ciertos cereales (7.800 toneladas), lo que puede repercutir negativamente en los sectores españoles afectados.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los Estados miembros de la Unión Europea, reunidos este lunes 17 en Bruselas, avalaron la adopción de estas medidas, que entrarán en vigor a finales de septiembre y se extenderán por un periodo de tres años, indicó el Consejo en un comunicado.

Se eliminarán por completo los derechos de importación en varios productos como los fertilizantes

“Con la decisión tomada hoy, estamos permitiendo que más productos ucranianos se exporten a la UE sin aranceles. Es nuestro deber apoyar a Ucrania y reforzar nuestros lazos políticos y comerciales, también frente al conflicto continuado en su territorio”, señaló el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, que ocupa actualmente la presidencia rotatoria de la UE, Sven Mikser.

Además, se eliminarán por completo los derechos de importación en varios productos industriales como fertilizantes, tintes, pigmentos y otras materias colorantes, calzado, cobre, aluminio y aparatos de televisión y sonido, si bien la UE precisó en su comunicado que podrá aplicar “medidas de salvaguardia”.

La adopción de estas preferencias comerciales supone que Ucrania deberá cumplir con los principios del acuerdo de asociación con la UE en el que se enmarcan estas medidas, incluidos el respeto a los principios democráticos, los derechos humanos, las libertades fundamentales y los principios del Estado de derecho.

Además, deberá realizar esfuerzos “continuados y sostenidos” en la lucha contra la corrupción y las actividades ilegales.

Las medidas se unen a las disposiciones comerciales ya introducidas en el acuerdo de asociación entre Bruselas y Kiev, que se aplican provisionalmente desde enero de 2016 y entrarán en vigor de manera formal el 1 de septiembre de 2017.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here