El clima de tensión electoral que se vive en España tras la convocatoria de elecciones el  28 de abril ha llegado de nuevo a la Agricultura. En la última sesión del Congreso de los Diputados el debate sobre el futuro de la PAC centró el enfrentamiento entre PP y PSOE… sin que ninguno aportara nada nuevo.

Por eso, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha defendido este miércoles 27 en el Congreso de los Diputados su proceso de negociación tanto en España como en las instituciones europeas sobre la nueva Política Agraria Común (PAC), frente a los reproches del Grupo Popular que le ha acusado de inacción.

En respuesta a la pregunta de la diputada del PP Ascensión Carreño, el ministro ha hecho un balance “positivo” de su negociación en la defensa de los intereses de España y de sus productores agroalimentarios, con la premisa de que los fondos se mantuvieran en las cifras de la actual programación.

Planas ha destacado que esta ha sido su postura en los siete consejos de ministros comunitarios a los que ha acudido desde su nombramiento, una tesis con la que también se ha puesto en contacto con el resto de los representantes españoles en el Europarlamento.

La PAC se ha abordado como “una cuestión de Estado” para la que se ha creado una “plataforma común” con las organizaciones agrarias, cooperativas y comunidades autónomas, “incluidas en las que ustedes (PP) gobiernan”, ha enfatizado el ministro.

Y, aunque ha reconocido que se ha retrasado el proceso de reforma por el calendario europeo, ha incidido en que desde España se ha empezado a trabajar desde esta misma semana en la redacción del Plan Estratégico para aplicar la nueva PAC una vez que se apruebe.

La diputada del PP, por contra, le ha afeado que “socialistas, comunistas y verdes” en el seno de la Unión Europea (UE) han pedido el aplazamiento de la PAC y fue la actual ministra de Economía, Nadia Calviño, quien propuso “un primer recorte del 30%”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here