Semana convulsa en el mundo cereal, con balances, previsiones y realidades que se ha concretado con el peor de los colofones: Una nueva caída de los precios en los mercados mayoristas confirmando que ante las distintas opciones que se planteaban lo más negativo  siempre acaba imponiéndose al resto y dando la razón a los malos augurios que se avecinan.

Y es que la semana se abría con el balance de Acooe, la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España, que, en un tono muy positivo, recordaba que 2017 había sido un año de subidas en los precios… aunque por la baja producción provocada por la sequía. De ahí se pasaban a los malos augurios, pero no por eso menos realistas, de Asaja, que prevé que la superficie de siembra de cereales se reducirá en 2018 -salvo la cebada- ante los malos resultados de la última campaña por la sequía y los precios insuficientes para el productor. Y buena prueba de estas previsiones es que, por ejemplo, sólo en la provincia de León se prevé un aumento del 50% de la superficie de trigo en regadío.

Con este panorama, los precios medios de todos los cereales bajaron en los mercados mayoristas durante la semana comprendida entre el 22 y el 26 de enero, según ha informado este lunes 29 la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cotizaciones medias nacionales fueron las siguientes: trigo blando, 186,65 euros/tonelada (-0,33 %); cebada, 182,15 euros/tonelada (-0,61 %); cebada de malta, 188,17 euros/tonelada (-0,26 %); trigo duro, 215,67 euros/tonelada (-0,8 %), y maíz, 175,42 euros/tonelada (-0,05 %).

En comparación con enero de 2017, los precios del trigo blando han subido un 10,34 % y los de la cebada, un 17,91 %.

Las cotizaciones del maíz y del trigo duro han caído un 0,74 % y un 2,71 %, respectivamente, respecto al mismo mes del año pasado, según Accoe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here